• "Carnival Strippers", o el billete de entrada a Magnum de Susan Meiselas
  • Vidas quebradas: el terror después del terror de las mujeres palestinas
Agenda fotográfica

Adam Fuss, el fotógrafo del siglo XIX que vive en el XXI

 
31
ENE 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

La Fundación Mapfre inauguraba a finales de la semana pasada la exposición "Adam Fuss", una colección de cincuenta obras que recoge el trabajo de los últimos veinticinco años del autor inglés. Destacado por prescindir de la cámara y utilizar técnicas fotográficas hoy consideradas anticuadas, Fuss recala en Madrid con la sana intención de no dejar a nadie indiferente.

Decía James Cameron en la promoción de "Avatar" que tenía la idea de su película en mente desde hacía tiempo, pero que hasta hace poco no existía la tecnología necesaria para llevarla al cine. Adam Fuss, fotógrafo nacido en 1961, también tiene ideas prodigiosas en la mente, pero contrariamente a Cameron, la tecnología fotográfica actual no le deja expresarse y por eso recurre en pleno siglo XXI a técnicas tan antiguas que muchos de los que ahora empuñamos cámaras sólo conocemos por los libros.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Inconformista, extravagante, genio, fraude... la lista de epítetos que desplegaron los asistentes a la presentación de la exposición de Fuss fue interminable. Quedó claro que es un autor de esos cuya obra no deja a nadie indiferente.

Foto: Adam Fuss

"Sólo siento que lo he conseguido cuando creo una imagen que no puedo dejar de mirar", reza el eslogan del ascensor que conduce a la sala de la Fundación Mapfre que alberga la exposición. Y aunque podrían señalarse algunas excepciones, lo cierto es que la obra de Fuss, bautizado por algunos como "el fotógrafo sin cámara", es de esas que gusta mirar.

Magia y veneno
No son imágenes al uso, y tal vez ahí resida su magia y al mismo tiempo su veneno. Uno entra en la sala con ánimo de ver iluminaciones, caras y detalles, y lo que se encuentra son formas, nieblas y manchas más o menos agradables a la vista, pero que al aficionado a la fotografía "tradicional" le hacen sentirse como si se hubiera equivocado de cine. Puede estar bien, pero no es lo que esperaba.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La colección se compone de cincuenta fotografías tomadas desde 1986 hasta nuestros días, y son un compendio de lo que el artista considera "sus mejores trabajos [...] un lugar sagrado donde se da la oportunidad de un diálogo entre la obra y el espectador". Con tres temas como guía (el amor, el nacimiento y la muerte) Fuss expone una riada de metáforas y símbolos, definida por él mismo como una "continua experimentación".

Foto: Adam Fuss

Utilizando la fotografía estenopeica y el daguerrotipo, entre otras técnicas, Fuss rompe con la fotografía tal y como la conocemos hoy día, recuperando el arte de los pioneros. No se considera el autor un fotógrafo "anti-tecnológico", sino simplemente uno que usa lo que mejor se adapta a sus ideas.

El fotograma y el daguerrotipo
Uno de sus procesos preferidos, según recoge la nota oficial, es el denominado "fotograma", experimentado por el fotógrafo londinense desde 1988. Una técnica que consiste en colocar objetos directamente sobre el papel fotosensible y exponerlo directamente a la luz. El daguerrotipo ocupó su estudio desde 1999, utilizándolo para la serie "My ghost" desde 2000 a 2009, y especialmente en su serie sobre el Taj Mahal, en la que realizó 10 daguerrotipos partiendo de un negativo original del siglo XIX.

Foto: Adam Fuss

Comisariada por Cheryl Brutvan, conservadora de Arte Contemporáneo del Norton Museum of Art de Florida, y organizada por el Instituto de Cultura de la Fundación Mapfre, la exposición tendrá sus puertas abiertas hasta el 17 de abril.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar