• Marcos Moreno: "Siempre que necesito un poco de ánimo miro los ojos de ...
  • Xulio Villarino: "El cerdo Antón andaba con la gente, los niños jugaban ...
Con texto fotográfico

"Puse los cinco sentidos en captar la esencia de lo que ocurría" Adam Ferguson

 
Foto: Adam Ferguson
27
ENE 2011
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Fotógrafo de VII Network, Adam Ferguson ha realizado parte de su trabajado en Asia cubriendo aspectos de la sociedad india y su auge económico, así como la implicación de Pakistán en la guerra de Afganistán. Es precisamente en el país persa donde el fotoperiodista australiano ha realizado sus reportajes más relevantes, entre los que se encuentra esta imagen, reconocida con un primer premio ("Noticias de actualidad") en la última edición de los World Press Photo.

Adam Ferguson

Ésta es una instantánea de un atentado del que fui testigo mientras me encontraba en Afganistán cubriendo el día a día para The New York Times, a mediados de diciembre 2009. Estaba en la oficina que tiene el diario en el centro de Kabul editando unas fotografías, cuando escuché una gran explosión que venía de un lugar cercano, junto al hotel Wazir Akbar Khan, en una zona llena de embajadas de países occidentales.

Se trataba un ataque suicida con coche bomba en el que murieron al menos ocho personas y otras 40 resultaron heridas. Inmediatamente cogí la cámara y salí corriendo hacia el lugar, a unas cuantas manzanas de allí. En la calle había un caos tremendo, con gente corriendo y los cascotes de los edificios adyacentes destrozados.

En medio de todo ese barullo me concentré en las escenas de las que estaba siendo testigo, así que no tuve tiempo de pararme a pensar sobre una probable segunda explosión. Corrí hacia el lugar intentando fotografiar todo lo que pude, poniendo los cinco sentidos en captar la esencia de lo que estaba ocurriendo y la tragedia humana que presencié, con cuerpos inmóviles alrededor y gente corriendo en todas direcciones.

La policía llegó pronto. En unos diez minutos ya tenía la situación bajo control, y no permitió que otro fotógrafo de AP [The Associated Press] que estaba en el lugar y yo hiciésemos más fotos. Así que sólo pude trabajar durante muy poco tiempo. Esta instantánea la tomé entonces, cuando evacuaban corriendo a esta mujer de un edificio cercano.

Escogí una velocidad de 1/125 porque me permitía hacer un ligero barrido que mostrase las prisas con las que la sacaban, clave en la escena, y a la vez evitaba que saliera todo demasiado movido, consiguiendo así que se distinguiera en la imagen todo el desastre del fondo.

Inmediatamente después volví a la oficina para editar, porque The New York Times exige que las fotografías se envíen lo antes posible. Fue entonces cuando vi la fuerza que tenía esta imagen. Además, era en un momento importante, ya que fue el primer ataque serio en Kabul después de las elecciones que ratificaron al presidente Hamid Karzai. Al día siguiente, [la foto] era portada en la edición de papel del rotativo neoyorquino.

Cuando estás en una situación así tienes poco tiempo para pensar en la tragedia. Eres testigo de excepción y tienes el desafío de plasmar en la mejor imagen posible lo que está ocurriendo. En estos casos me pongo en situación y hago mi trabajo.

Ser testigo de un hecho de este tipo, de las consecuencias que tiene la guerra en la población civil, puede llegar a hacerte enfadar con algunas decisiones en materia de política exterior que se han tomado en relación con Afganistán en las últimas tres décadas.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar