Actualidad

Acusan a The New York Times de recortar una foto para dejar fuera a George W. Bush y su esposa

5

El diario asegura que la imagen del 50 aniversario de la marcha de Selma en Alabama llegó con ese recorte

Foto: The New York Times
11
MAR 2015

¿Un encuadre que deja fuera a dos protagonistas de una escena multitudinaria puede considerarse manipulación? Eso es lo que muchos lectores de The New York Times se han preguntado en voz alta durante los últimos días a raíz de la imagen de portada usada por el rotativo el pasado domingo 8 de marzo.

Una instantánea sobre la conmemoración del 50 aniversario de la llamada marcha de Selma y el Domingo Sangriento en Alabama –en defensa de los derechos civiles- y en la que el matrimonio Obama ocupaba un lugar central junto a los protagonistas de la manifestación original de hace medio siglo.

Aunque en esa imagen no aparecen, pronto comenzaron a circular otras tomas de la marcha en las que se incluía también al expresidente George W. Bush y su mujer, en uno de los laterales de la cabecera de la manifestación.

Otra foto del mismo acto difundida en este caso por la cadena WSB-TV en su cuenta de Twitter. | Foto: WSB-TV

Ante las acusaciones por parte de medios conservadores de haber recortado la foto original –la presencia de los Bush sí se menciona en el texto, explican en 233grados-, el defensor del lector asegura que la fotografía ya les llegó con ese encuadre y que no hubo ningún recorte posterior.

Algo que Doug Mills, autor de la instantánea, confirma. Aunque sí llegó a tomar fotos en las que también aparecían los Bush, el desequilibro entre las zonas de sol y sombra al frente de la manifestación hacía que algunas fotos aparecieran parcialmente quemadas, por lo que optó por no enviar esas tomas y apostar por un encuadre más cerrado.

barack obama
El fotógrafo Doug Mills publicó también en su cuenta de Twitter la misma foto que sería portada en The New York Times. | Foto: Doug Mills

El caso recuerda (con la debida distancia, pues sería injusto equipararlos) al recientemente protagonizado por un diario ultraortodoxo judío que directamente borró a todas la mujeres situadas al frente de la manifestación contra los atentados yihadistas de París, entre ellas a la canciller alemana Angela Merkel.

Excepto los editores del citado periódico y los seguidores de la doctrina hasídica, como es lógico en esa ocasión nadie dudó a la hora de usar el término manipulación para referirse al polémico retoque.

5
Comentarios
Cargando comentarios