Crónica
3GSM 2007: CRóNICA

En busca del iPhone "killer" (y otras aventuras del 3GSM)

 
13
FEB 2007
Iker Morán   |  Barcelona

Barcelona repite, por segundo año consecutivo, capitalidad mundial de la poderosa industria de la telefonía móvil. El congreso 3GSM así lo ha querido -y promete repetir en 2008- para entusiasmo de hoteleros, restauradores y taxistas.

Superado el efecto sorpresa del pasado año, la ciudad condal acoge esta vez con algo más de práctica a decenas de miles de expositores, visitantes y periodistas venidos de todos los rincones del mundo.

Parece verano, comenta todo el mundo. Pero no se refieren a la bonanza climatológica de estos días, sino a la afluencia que durante este fin de semana han soportado los centros turísticos de la ciudad.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"Se repite la estampa del pasado 3GSM, con una interminable cola para la prensa en busca de su acreditación."

El metro abarrotado de personal trajeado con una acreditación rosa colgada del cuello, hasta el último rincón publicitario de la ciudad ocupado por las marcas de telefonía móvil, hoteles con la señal de completo en 50 kilómetros a la redonda... son los temas de conversación preferidos de camino a la irreconocible Fira.

Allí se repite la estampa de la pasada edición, con una interminable cola para la prensa en busca de su acreditación. Pese a las restricciones aplicadas -nos cuentan- son muchos los medios interesados en acudir a esta feria: desde el blog tecnológico más "freak", hasta la cadena de televisión generalista que ya tiene con qué aderezar sus noticias del mediodía.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"Samsung ha bautizado a su iPhone 'killer' como F700, que en el 3GSM descansa debajo del cristal."

Lo que seguramente escasearán son los curiosos o los aburridos. Un cartel a la entrada lo avisa de manera bastante clara y contundente: "Ésta es una feria técnica y el coste mínimo de la entrada es de 599 euros". Avisados quedan.

Pese a los cientos de expositores es una ausencia -precisamente- la que más se hace notar. Para desgracia de las millonarias inversiones de quienes sí están, suponemos. Y es que, efectivamente, ni Apple ni su iPhone han querido acercarse a Barcelona para dar un primer adelanto de lo que, a nuestro mercado, no llegará hasta finales de año.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"Más tangible y espectacular es el LG KE850 firmado por Prada, centro de muchas miradas."

Sin embargo, la sombra del iPhone planea sobre el recinto y sobre todas las novedades presentadas durantes estos últimos días. De hecho, la caza del denominado "iPhone killer" -un modelo de otra marca capaz de hacer frente al poder mediático del móvil de Apple- se ha convertido en el deporte preferido de no pocos reporteros.

Samsung ha bautizado al suyo como F700, dentro de la gama Ultra Smart. Para desesperación de quienes pretendemos sacar fotos del nuevo aparato -dotado de una inmensa pantalla de casi 3 pulgadas que esconde un teclado QWERTY deslizante-, la marca ha preferido dejar esta temprana versión debajo del cristal.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"Lejano y surrealista se muestra el Samsung B600, dotado de -agárrense- una cámara de 10 megapíxeles y un zoom óptico de 3 aumentos."

Más tangible y realmente espectacular es el LG KE850 firmado por Prada, centro de muchas miradas. A diferencia de otros dispositivos de la compañía, como el famoso Chocolate o la serie Shine, aquí no hay un teclado deslizante, y toda la pantalla del móvil es táctil. Sí, como el iPhone, nos explican ahogando el suspiro propio de quien ya ha repetido lo mismo centenares de veces a lo largo de las últimas horas.

Si el año pasado el plato fuerte era la recepción de señal DVB-H para convertir los móviles en pequeños televisores portátiles, en esta edición el protagonismo lo comparte con los nuevos móviles dotados de navegación GPS de Nokia.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"En el terreno fotográfico, también destaca notablemente el Nokia N95, con una cámara de 5 megapíxeles."

Además del ya conocido y completísimo N95, la firma sueca ha aprovechado la ocasión para desvelar un 6110 Navigator totalmente volcado en esta tarea. Una función que, desde el punto de vista del usuario medio, posiblemente suene mucho más cercana que esa televisión en el móvil de la que se habla en los medios, pero que a día de hoy poco tiene de realidad por estos parajes.

Y es que la falta de sincronización entre la tecnología y el mercado real es otra de las impresiones que uno puede llevarse tras una larga caminata por los pabellones del 3GSM. Nos hablan ya de modelos cercanos al 4G, cuando por aquí el 3G está aún en paños menores, y eso de ver la televisión en directo en el teléfono suena aún a ciencia oriental.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"Donde Sony Ericsson se desenvuelve con soltura es en la gama de teléfonos Walkman, como el nuevo W880."

Algo casi tan lejano -y surrealista, tal vez- como el Samsung B600, dotado de -agárrense- una cámara de 10 megapíxeles y un zoom óptico de 3 aumentos algo desproporcionado. Determinar si se trata de un móvil con cámara digital o viceversa es un tema que requerirá de un extenso debate.

En este terreno, el citado N95 (con una cámara de 5 megapíxeles) y el renovado K810 de Sony Ericsson son, posiblemente, las referencias más notables. También inscrito en la gama K y con denominación Cyber-shot llega el K550, más asequible que su hermano mayor.

Donde Sony Ericsson realmente se desenvuelve con soltura es en la gama de teléfonos Walkman. El estilizado W880 se convierte en protagonista del stand gracias a su cuidado diseño.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
"En la rueda de prensa de Microsoft, alguien ha tenido la desfachatez de colocar una manzana al ordenador del técnico de sonido."

Pero nada mejor para alejarse de la obsesión iPhone que acudir a la presentación pública de la versión 6 de Windows Mobile. Un renovado sistema operativo que acabamos de ver en funcionamiento en el HP iPAQ 510 Voice Messenger y en torno al que gira el Toshiba G900. Otro de los candidatos -dicen- a rivalizar con el teléfono de Cupertino. Ni aquí estamos a salvo de su sombra.

De hecho, cuando conseguimos colarnos en la rueda de prensa de Microsoft -la diminuta sala se llenó demasiado temprano- nos topamos con la prueba definitiva de que la influencia de Steve Jobs no conoce fronteras. En la mesa de sonido alguien ha tenido la desfachatez de colocarle una manzana a su ordenador. Que, para colmo, es un PC.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar