• Mirando al artista por el ojo de la cerradura
  • Manipulación al servicio de la mentira
Agenda fotográfica

La exposición del premio Luis Valtueña abre sus puertas en Madrid

 
25
ENE 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

La Casa Encendida acoge desde ayer una pequeña selección de las casi 3.000 imágenes que participaron en la XV edición del Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña. Trabajos de fotógrafos como Alessandro Grassani (ganador del certamen), Gabriel Pecot o Luca Catalano componen así una exposición cuyas 30 obras, que podrán verse en Madrid hasta el 29 de enero, se centran en fenómenos como el cambio climático o la problemática de los refugiados.

De los casi 350 participantes del último Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, seis contribuyen a la exposición que conmemora la decimoquinta edición del certamen, organizado por Médicos del Mundo desde 1998. Inaugurada ayer en la Casa Encendida de Madrid, la muestra apenas permanecerá una semana en el conocido centro cultural madrileño, pues sólo podrá verse hasta el próximo domingo 29 de enero.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
El ganador del certamen, Alessandro Grassani (a la derecha), conversa con Luca Catalano, cuyo trabajo el jurado ha reconocido con un accésit, ayer durante la inauguración de la muestra.

El jurado del certamen, compuesto por fotógrafos de gran calibre como Susana Vera, Jon Barandica, Begoña Rivas o Marisa Flórez, falló a finales del año pasado a favor del italiano Alessandro Grassani. Su serie "Migrantes medioambientales: la última ilusión", que expone y transmite el impacto social y económico generado por el cambio climático en Mongolia, fue así galardonada con el primer premio del concurso.

Foto: Alessandro Grassani
Foto: Alessandro Grassani

La exposición también da cuenta de los dos fotógrafos cuyo trabajo ha sido reconocido por el jurado con sendos accésits: el italiano Luca Catalano y el argentino Gabriel Pecot. El primero expone su visión sobre los refugiados somalíes en la región keniata de Dadaab; el segundo pone el acento en la situación de otros refugiados y solicitantes de asilo que, al llegar a una Grecia al borde del colapso, tratan de viajar a otros países europeos escondidos en los bajos de los camiones.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Las minorías cristianas de Pakistán, las secuelas del tsunami japonés y los inmigrantes birmanos que viven en vertederos son los otros temas que completan la exposición, a través de series firmadas por Marco Gualazzini, Paolo Pellegrin y Vicenzo Floramo, respectivamente.

Foto: Gabriel Pecot
Foto: Luca Catalano

Creado en recuerdo de varios cooperantes de Médicos del Mundo tristemente fallecidos en la década de 1990, este premio toma su nombre de Luis Valtueña, fotógrafo de la agencia Cover y colaborador de esta ONG asesinado en Ruanda en 1997. Durante sus quince años de historia, el certamen se ha convertido en un referente en lo que a fotografía humanitaria y denuncia social se refiere.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Como en anteriores ocasiones, el ganador del concurso no obtiene una recompensa en metálico, sino una beca de 8.000 euros para realizar un proyecto fotográfico que toque alguno de los ámbitos de trabajo de Medicos del Mundo. Es el pequeño homenaje que la ONG rinde cada año al propio Luis Valtueña, así como a otros dos cooperantes también fallecidos en tristes circunstancias en Ruanda en 1997 (Flors Sirera y Manuel Madrazo) y a Mercedes Navarro, asesinada en Bosnia en 1995.

Foto: Marco Gualazzini
Foto: Vicenzo Floramo

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar