• "Face Contact": un primer contacto visual con PHotoEspaña 2011
  • Ron Galella cuela a la prensa rosa (la de antes) en PHotoEspaña
Agenda fotográfica

La teoría del retrato de Sherman, Ruff y Montero Collado

 
7
JUN 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

La madrileña sala de exposiciones Alcalá 31 se suma un año más a PHotoEspaña, y lo hace en esta ocasión de la mano de "1.000 caras / 0 caras / 1 rostro. Cindy Sherman, Thomas Ruff, Frank Montero Collado". La exposición consiste en una reflexión acerca del retrato desde tres puntos de vista: los de dos fotógrafos actuales y consagrados y el de un tercero ya difunto al que la propia organización del festival cataloga como un completo desconocido.

Dispuesta a servir de calentamiento para los afilados lápices periodísticos, la sala Alcalá 31 ha sido este año uno de los primeros espacios en presentar a la prensa su apuesta para PHotoEspaña, con una colección que por supuesto hace suyo el lema e hilo conductor de la presente edición del festival ("Interfaces. Retrato y comunicación") al centrar todo su contenido en el arte del retrato.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Bajo el título "1.000 caras / 0 caras / 1 rostro. Cindy Sherman, Thomas Ruff, Frank Montero Collado", la emblemática sala del gobierno de la Comunidad de Madrid presenta a los visitantes un tridente de autores en el que dos artistas contemporáneos de renombre reciben la compañía de otro que vivió y murió sin alcanzar la fama y cuya obra fue descubierta por casualidad en un mercadillo.

Foto: Cindy Sherman

Es difícil catalogar y explicar una exposición donde dos figuras consagradas (Sherman y Ruff, para más señas) se mezclan con un fotógrafo definido por PHotoEspaña como un "completo desconocido." Y cuando la nota de prensa oficial habla de "los intrincados caminos de la identidad, la representación y la comunicación en el arte y la sociedad contemporánea", la cosa se complica.

Foto: Cindy Sherman

La exposición (una de las primeras en abrirse al público de entre las más de 60 que componen el calendario del festival) reúne 103 imágenes que juegan con el retrato y la utilidad del rostro como elemento de interacción, demostrando que un único elemento pueden ser muchos y que muchos pueden ser uno.

Tres autores, tres ideas
Cindy Sherman apuesta por explotar su faceta más camaleónica, replicando clichés y estereotipos en forma de autorretratos. Participa en la exposición con sus series "Bus Riders", "Murder Mistery People", "ABCDE" y algunos ejemplares de "Untitled Film Stills". Son las 1.000 caras del título de la muestra.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La aportación de Thomas Ruff, que recibe el categórico nombre "Retratos", está compuesta por una suerte de gigantescas fotos carné en las que se despersonaliza al sujeto, igualando entre sí toda la serie al utilizar siempre el mismo encuadre simple, la misma luz plana y la misma expresión insípida con fondo neutro. Es un intento de indagar en la esencia común de todos los hombres, que encuentran sus mayores diferencias en los pequeños detalles. Cero caras.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Nacido en México a mediados del siglo XIX, Frank Montero Collado es prácticamente un desconocido en los círculos fotográficos. De su obra destacan los autorretratos, claramente escenificados, con su ropa de trabajo y sus quehaceres diarios. Probablemente sin proponerse interés artístico alguno, Montero "escribió con luz" una autobiografía completa, dejando para las generaciones venideras un testimonio grafico de su vida. Es un solo rostro.

Foto: Frank Montero Collado

Abierta todos los días salvo los lunes, la exposición es de entrada gratuita y se quedará en Madrid hasta el próximo 24 de julio.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar