• 10 besos muy fotográficos
  • 10 portadas de revista para la historia
Nueve más uno

10 fotos muy incómodas de catástrofes medioambientales

5
14
OCT 2015

Vertidos de petróleo, gases tóxicos, basureros electrónicos, desastres nucleares. El ser humano se ha postulado en los últimos siglos como el principal enemigo del planeta, en ocasiones por pura desidia o desconocimiento y en muchas otras de forma absolutamente premeditada, anteponiendo intereses económicos por encima de la preservación del medioambiente. Como en tantas otras ocasiones, la fotografía ha ejercido como testigo veraz -e impertinente para algunos- de las muchas salvajadas que la humanidad ha acometido contra la naturaleza, ayudando a denunciar y recordar los peores desastres ambientales de la historia.

Aquellos hilillos de plastilina

Foto: Carlos Spottorno

Considerado como uno de los accidentes ambientales con mayor coste económico de la historia (más de 10.000 millones de euros, según algunas fuentes), el hundimiento del petrolero Prestige en aguas del Atlántico llenó de crudo cerca de 2.000 kilómetros de costa entre España y Francia.

La catástrofe golpeó con especial contundencia a Galicia, arruinando buena parte de sus caladeros de marisco –principal motor económico de la región- y generando una intensa crisis política en todo el país como consecuencia de la controvertida gestión del desastre por parte de los responsables del gobierno.

La magnitud de la tragedia consiguió sacudir la conciencia de los ciudadanos y provocó que un auténtico aluvión de voluntarios acudieran a las playas para hacer frente a la marea negra. La masiva presencia de estos héroes anónimos en las costas gallegas se conoce popularmente como “la marea blanca”, en referencia al color de sus trajes de protección, y son los protagonistas de esta impactante fotografía de Carlos Spottorno, galardonada con un premio World Press Photo.

> Página personal de Carlos Spottorno

Empachados de plástico

Foto: Chris Jordan

Con una superficie de 1.400.000 kilómetros cuadros, la llamada isla de plástico es un enorme vertedero flotante en medio del océano Pacífico formado por altas concentraciones de plástico en suspensión. La basura realiza recorridos kilométricos a través del mar hasta acabar atrapada en un vórtice de corrientes oceánicas que se mueve en un área geográfica concreta.

Muy cerca de este basurero marino se encuentra el atolón de Midway, un conjunto de pequeñas y remotas islas situadas a medio camino –como su propio nombre indica- entre Norteamérica y Asia. Las Midway reciben cada año toneladas de basura que, en una especie de ciclo vital macabro, acaban en el estómago de algunas de las miles de aves que pueblan las islas.

Los polluelos de albatros se alimentan de cantidades letales de plástico que sus padres confunden por alimento cuando sobrevuelan el contaminado océano, produciendo la muerte de más de 200.000 aves al año.

Un fenómeno que ha sido documentado en una serie de fotografías y en un impactante documental por Chris Jordan, que convierte la muerte de estas aves a miles de kilómetros de donde se vierte la basura en una potente metáfora de las consecuencias de la contaminación del mar.

> Reportaje "Midway: Message from de Gyre", de Chris Jordan

Petróleo en llamas

Foto: Sebastiao Salgado

En enero de 1991 las tropas invasoras iraquíes abandonaban la ocupación de Kuwait tras una larga campaña de hostigamiento por parte de las fuerzas de una coalición internacional liderada por Estados Unidos. Como parte de una estrategia de "tierra quemada", el ejército de Iraq prendió fuego a más de 700 pozos petrolíferos durante su retirada.

Los incendios permanecieron activos durante más de diez meses consumiendo una media de 950.000 metros cúbicos de crudo diarios, lo que produjo unas cuotas masivas de contaminación ambiental que -según algunos estudios- tuvieron incluso un impacto directo en el clima de la zona.

La calidad del aire disminuyó drásticamente ocasionando severos problemas respiratorios a la población; el petróleo no consumido acabó formando lagos en el desierto y contaminando 40 millones de toneladas de tierra, y la mezcla de la arena con el crudo y las cenizas formó gruesas capas de alquitrán que cubrieron el 5% de la superficie del país.

Fue en este contexto en el que Sebastiao Salgado capturó una de sus fotografías más famosas. En ella un bombero canadiense, rociado con líquido ignífugo, se dirige hacia una inmensa columna de fuego. En palabras del propio autor, las labores de extinción en los pozos de Kuwait fueron "como luchar contra el fin del mundo, un mundo impregnado de negrura y muerte".

Vertedero electrónico en Ghana

Foto: Andrew McConnell

Agbogbloshie, un barrio de la capital de Ghana, Accra, se ha convertido en los últimos años en un inmenso vertedero donde van a parar buena parte de los aparatos electrónicos que han dejado de ser útiles en el primer mundo. Montañas de desechos diseminadas en una superficie similar a la de 11 campos de fútbol por las que campan los 40.000 habitantes de una barriada que algunos creen que puede ser el lugar más contaminado del continente africano.

Aunque hace un tiempo que la mayoría de productos electrónicos cuentan con una tasa en su precio de venta encaminada a costear su correcto reciclaje, se calcula que al menos dos tercios de los aparataos jamás llegan a una planta de reciclaje oficial. Y es que reciclar un ordenador en Alemania cuesta unos 3,5 euros, mientras que mandarlo en un contenedor a Ghana no sobrepasa el euro y medio.

Un caso más de la bajeza moral de algunas compañías, que encuentran en la empobrecida y corrupta África el terreno perfecto para abaratar costes y hacer crecer sus fortunas. Aunque sea a costa de envenenar la tierra a base de metales tóxicos como el plomo, el berilio, el cadmio y el mercurio.

El fotógrafo irlandés Andrew McConnell ha sido uno de los encargados de documentar este drama humano con su cámara. En unas declaraciones realizadas a Quesabesde el pasado año narraba con dureza la situación vivida en ese lugar: "Nunca había visto nada parecido. El aire estaba impregnado de humo y el suelo era completamente negro por culpa de las toxinas. Los niños trabajaban con grandes dificultades en este paisaje desalentador. Es una situación muy deprimente."

> Reportaje "Rubbish Dump 2.0", de Andrew McConnell

Pelícanos negros

Foto: Daniel Beltrá

Los vertidos de petróleo son uno de los desastres ambientales más comunes y recurrentes y vienen siempre acompañados de un fuerte impacto sobre la fauna marina. En abril de 2010 una explosión que había tenido lugar un par de días antes provocó el hundimiento de la base petrolífera Deepwater Horizon, construida en el golfo de México por la compañía BP en 2001.

El gobierno de Estados Unidos calcula que se derramaron en las aguas del golfo alrededor de 780 millones de litros de petróleo, afectando gravemente al litoral de Cuba y los estados de Luisiana y Florida, y llenando de crudo las marismas de la desembocadura del delta del Misisipí, una zona con un elevado valor medioambiental.

En medio del desastre, el fotoperiodista madrileño Daniel Beltrá realizó una de las fotografías más impactantes de las consecuencias del vertido. Una imagen casi pictórica capturada durante el proceso de lavado de un grupo de pelícanos en un centro de rehabilitación de Lousiana. "Somos la especie más inteligente pero no lo demostramos", explicaba a Quesabesde a propósito de esta misma imagen.

Hace apenas unos días, el pasado 6 de octubre, la petrolera BP aceptaba abonar una multa de 18.571 millones de euros por su responsabilidad en el desastre.

> Trabajo de Daniel Beltrá sobre el vertido de BP

Big Smog

Londres se ha convertido en el imaginario colectivo en una ciudad perpetuamente cubierta por una densa niebla gris y misteriosa. Una imagen que dista mucho de la realidad, pues estadísticamente la capital de Reino Unido no sufre este fenómeno atmosférico con más intensidad que otras grandes ciudades europeas.

Probablemente buena parte de la culpa de esa imagen de la ciudad la tienen las fotografías tomadas durante la llamada Gran Niebla de 1952. Durante ese invierno una racha de temperaturas inusualmente bajas dispararon el consumo de carbón, lo que combinado con una ausencia total de viento, altas cuotas de humedad y masas de aire frío provocó la aparición de una densa niebla que sumió a Londres en la oscuridad y el caos.

Debido a la precaria situación que vivía Europa tras la Segunda Guerra Mundial, el carbón utilizado era de muy mala calidad y rico en azufre, que tras la combustión se liberó en el aire en forma de dióxido de azufre, un compuesto altamente tóxico que contribuyó a disparar el número de víctimas mortales. Las cifras al respecto se sitúan en más de 10.000.

La Gran Niebla de 1952 fue uno de los primeros toques de atención sobre las consecuencias de la contaminación atmosférica. En 1956 el parlamento británico aprobó la Ley del Aire Limpio (Clean Air Act), que prohibía el uso de carbón en procesos industriales y estimulaba el empleo de energías más limpias.

Cáncer en Chernóbil

Foto: Gerd Ludwig

Acaecido en la central Vladímir Ilich Lenin el sábado 26 de abril de 1986, el incidente de Chernóbil es, junto con el de Fukushima de 2011, el peor desastre nuclear y una de las mayores catástrofes medioambientales de la historia.

Durante una prueba en la que se simulaba un corte del suministro eléctrico, un súbito aumento de potencia en el reactor 4 provocó una explosión que expulsó una cantidad de materiales radioactivos 500 veces mayor que los liberados tras el lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima. El aumento de los índices de radiación se hizo notar en 13 países de Europa central y oriental, y el gobierno ruso se vio obligado a evacuar y aislar un área de 30 kilómetros a la redonda, evacuando a más de 300.000 ciudadanos.

Casi 30 años después, las consecuencias del accidente a largo plazo aún son un misterio y constituyen la base del trabajo fotográfico del alemán Gerd Ludwig, que ha estado documentado la zona de exclusión de Chernóbil durante las últimas dos décadas.

En la fotografía, Oleg Shapiro, de 54 años, y Dima Bogdanovich, de 13, reciben tratamiento contra el cáncer tiroideo que ambos sufren en el hospital de Minsk. Shapiro fue uno de los 800.000 trabajadores que participaron en la limpieza posterior a la catástrofe. Dima es tan solo un niño que se ha alimentado de la fruta de una tierra que fue regada durante días con lluvia radioactiva.

Fuga química en Bhopal

Foto: Raghu Rai

En la noche del 2 al 3 de diciembre de 1984, un escape de gas tóxico en la fábrica de pesticidas de Union Carbide en la región india de Bhopal provocó la muerte de 25.000 personas y afectó en distintos grados a otras 600.000, causando malformaciones y secuelas (ceguera, dificultades respiratorias, parálisis, trastornos neurológicos y alteraciones hormonales) que en algunos casos se han transmitido de generación en generación. Durante el incidente fueron liberadas en la atmósfera 24 toneladas de isocianato de metilo arrasando toda vida humana, animal y vegetal en varios kilómetros a la redonda.

La compañía intentó eludir su responsabilidad alegando que había sufrido un sabotaje, aunque las investigaciones revelaron claros signos de dejadez en las medidas de seguridad de la fábrica. El máximo responsable de Union Carbide, el estadounidense Warren Anderson, jamás fue juzgado, y la compañía aceptó pagar 470 millones de dólares al gobierno indio a cambio de olvidar lo sucedido.

La magnitud de la tragedia y sus consecuencias en el tiempo quedan perfectamente plasmadas en esta imagen que el fotógrafo indio Raghu Rai capturó para la agencia Magnum en 2001. Decenas de cráneos de los fallecidos continúan almacenadas en el hospital de Hamida para investigar los efectos del gas inhalado en el cerebro.

> Perfil de Raghu Rai en Magnum Photos

Calentamiento global

Foto: Pål Hermansen

El aumento sostenido de la temperatura media de la Tierra en los últimos siglos, el llamado calentamiento global o cambio climático, es sin duda una de las consecuencias más preocupantes de la acción del hombre sobre el medioambiente. Y es que aunque es un concepto que aún genera controversia, la comunidad científica cada vez está más convencida de que este fenómeno está íntimamente ligado a las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero.

Sea como fuere, los efectos del calentamiento sobre el medioambiente son más que dramáticos. El aumento del nivel del mar, los cambios en los patrones climáticos, la expansión de los desiertos subtropicales y el retroceso de los glaciares son algunas de sus consecuencias y tienen un impacto directo sobre los ecosistemas, la fauna y la flora.

Una de las especies más amenazadas por este fenómeno es el oso polar, del que algunos expertos auguran su total extinción en medio siglo si no se revierte la situación. Los osos utilizan el hielo como plataforma desde la cual cazar focas, su principal alimento. La fragmentación de las placas heladas amenaza irremediablemente su supervivencia.

Una situación que el fotógrafo noruego Pal Hermansen retrató a la perfección en esta instantánea, galardonada con un premio World Press Photo en 2005.

> Página personal de Pal Hermansen

Lodo tóxico en Hungría

Foto: Palíndromo Mészáros

El 4 de octubre de 2010 tuvo lugar en la fábrica de aluminio MAL de Ajka, en Hungría, una catástrofe que provocó la liberación de un millón de metros cúbicos de lodo rojo, un residuo sólido que se genera en el proceso Bayer, el principal método industrial para producir alúmina a partir de bauxita. Varios pueblos quedaron inundados y diez personas perdieron la vida.

Además del brutal impacto sobre el medioambiente, el vertido dejó una huella indeleble en toda la región en forma de mancha roja que irónicamente marca la altura que alcanzó el barro tóxico en su destructivo fluir por bosques y pueblos.

Y este es el motivo principal de "The Line", una serie de instantáneas con las que el fotógrafo madrileño Palíndromo Mészáros se acerca a la catástrofe desde una perspectiva muy alejada de lo habitual, en la que no hay presencia humana ni la habitual virulencia explícita que suele aparece en este tipo de reportajes.

> Trabajo "The Line", de Palíndromo Mészáros
Artículos relacionados (1)
Biblioteca
08 / MAR 2016
5
Comentarios
Cargando comentarios