• 10 accesorios para hacer time-lapses de calidad
  • 10 fotógrafos de moda españoles que han conquistado el mundo
Nueve más uno
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

10 compactas de película que siguen despertando pasiones

1
7
NOV 2012

Hubo una época en la que para hacer una foto no era necesario navegar por centenares de menús en una pantalla. Eran tiempos en los que había que esperar un par de días para abrir el sobre con las copias y comprobar cuántas imágenes podían aprovecharse en ese carrete de 36. Durante esos añorados días vieron la luz un fantástico elenco de cámaras compactas que rompieron moldes. Pasadas varias décadas, volvemos la vista atrás para recuperar algunas de esas compactas que a día de hoy siguen siendo auténticas joyas.

Konica Hexar

fotografía química
Foto: Camera Archive

Sin ser una de las mejores compactas de los años 90, la Konica Hexar goza de cierto estatus de objeto de culto por la calidad de su objetivo fijo 35 mm f2, que recuerda (salvando las distancias) al Leica Summicron 35 mm f2. Con un diseño que ha aguantado perfectamente el paso de los años, esta interesante compacta cuenta con enfoque automático y manual, varios modos de exposición (automático, manual y con prioridad a la apertura) y una velocidad de obturación situada entre 30 y 1/250 segundos. Aunque siempre le ha tocado vivir a la sombra de las Konica Hexar RF con objetivos intercambiables y montura Leica M, se trata de un modelo muy cotizado (unos 800 euros) y difícil de encontrar.

Contax T2

contax t2contax t2contax t2contax t2

La Contax T2 (en las dos imágenes superiores) y su predecesora

contax t2
Contax T2
Iker Morán (Quesabesde)
contax t2
Contax T2
Iker Morán (Quesabesde)
contax t2
Contax T2
Iker Morán (Quesabesde)
contax t2
Contax T2
Iker Morán (Quesabesde)

Igual que su predecesora, la segunda incursión de Contax dentro de su serie T de compactas de gama alta destacó por incluir, entre otras bondades, el excelente Carl Zeiss T* Sonar 38 mm f2.8 de revestimiento múltiple, compuesto por 5 elementos distribuidos en 4 grupos. La T2 aterrizó en los escaparates en 1990 con un cuerpo de titanio (de ahí la T del nombre) en distintos acabados y estaba pensada, dadas sus prestaciones y precio, para un mercado profesional de bolsillo holgado. Uno de esos productos definitivos que más de 20 años después sigue despertando pasiones, aunque para conseguirla haya que pagar entre 300 y 600 euros.

Olympus XA

olympus xaolympus xaolympus pen ee-2olympus pen ee-2

La Olympus XA (arriba) y otra pequeña delicia: la Pen EE-2

olympus xa
Olympus XA
Iker Morán (Quesabesde)
olympus xa
Olympus XA
Iker Morán (Quesabesde)
olympus pen ee-2
Olympus Pen EE-2
Iker Morán (Quesabesde)
olympus pen ee-2
Olympus Pen EE-2
Iker Morán (Quesabesde)

Lanzada en los 70, la serie XA de Olympus pretendía reunir prestaciones avanzadas y calidad óptica en una cámara extremadamente compacta. Su diseño, obra de Yoshihisa Maitani, destaca por ese frontal deslizante que esconde un Zuiko 35 mm f2.8. Muy popular incluso hoy en día (puede encontrarse por menos de 50 euros), esta icónica telemétrica ofrece un modo de prioridad a la apertura, flash integrado y velocidades de disparo entre 10 y 1/500 de segundo. Una auténtica joya de bolsillo que en 1985 compartiría protagonismo con la XA4, una versión macro con el mismo cuerpo que la XA original pero con un Zuiko 28 mm f3.5, muy difícil de encontrar hoy día ya que su fabricación se detuvo aproximadamente un año después de haber visto la luz.

Hablando de Olympus y compactas legendarias tampoco podemos olvidarnos de las Pen y su medio formato ni de la Mju-II, que con un 35 mm f2.8 ha sido la cámara de bolsillo de muchos fotoperiodistas.

Yashica Electro 35 CC

yashica electro 35 cc
Yashica Electro 35 CC
Foto: Calvin Dexter (Quesabesde)

Intentar descubrir cuántos modelos existen de la serie Yashica Electro y esbozar su árbol genealógico es una auténtica odisea. La historia empezó con la Yashica Electro 35 en 1966 y terminó con la Yashica Electro 35 CCN en 1973. Entre una y otra hubo muchos modelos con diseños y prestaciones ligeramente distintas. Sorprendentemente compacta y robusta (además de pesada), la Electro 35 CC cuenta con un rápido y luminoso Yashinon DX 35 mm f1.8. Con un único modo de disparo (prioridad a la apertura) y un sobrio y acertado diseño que recuerda a las nuevas Cyber-shot DSC-RX1 y RX100 de Sony, esta telemétrica merece estar en cualquier lista de imprescindibles aunque solo sea por su estupenda óptica.

Lamentablemente cualquier modelo de esta marca tiene que vivir a la sombra de la Yashica T4, equipada con un excelente Carl Zeiss Tessar T* 35 mm f3.5 y que el siempre controvertido Terry Richardson popularizó al realizar algunas de sus sesiones fotográficas con ella. Posiblemente por eso la citada T4 cuesta bastante más que los 100 euros por los que se puede encontrar una Electro 35 CC.

Fujifilm Natura Black f1.9

Foto: Achi Hsieh

Aunque nunca llegó a comercializarse fuera de Japón, ese luminoso 24 mm f1.9 con el que se presentó la Fujifilm Natura Black en 2001 no pasó desapercibido para los usuarios que vivían más allá de los límites de su país de origen. Descatalogada en noviembre de 2006, esta compacta de diseño sobrio cuenta con una distancia mínima de enfoque de 40 centímetros y produce imágenes angulares con un acentuado viñeteo y cierto granulado si se combina con películas rápidas. Una rareza muy buscada por coleccionistas y cuyo precio ronda los 500 euros.

Minox 35 GT

minox 35 gtminox 35 gtminox 35 gtminox 35 gt
minox 35 gt
Minox 35 GT
Iker Morán (Quesabesde)
minox 35 gt
Minox 35 GT
Iker Morán (Quesabesde)
minox 35 gt
Minox 35 GT
Iker Morán (Quesabesde)
minox 35 gt
Minox 35 GT
Iker Morán (Quesabesde)

La fascinación que despierta en muchos la miniaturización de cámaras es digna de estudio, como lo es también el diseño de la Minox 35 GT que vio la luz en 1985 ampliando así la popular serie de compactas de formato completo más pequeñas del mundo. El objetivo 35 mm f2.8 que incorpora es retráctil y la cámara se pone en funcionamiento nada más abrir la tapa.

Aunque cuenta con un interesante modo de disparo con prioridad a la apertura, es más destacable aún su excelente sistema de exposición en ambientes con poca luz. Una diminuta joya ideal para a la fotografía nocturna y que los rusos copiaron con su Kiev 35A. El precio de la original se aproxima a los 100 euros. La versión rusa cuesta la mitad.

minox 35 gt
Minox 35 GT
La Minox 35 GT junto a su versión Kiev 35A. | Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Ricoh GR1

Foto: Bertalan Voros

Antepasada de las GR digitales, la Ricoh GR1 vio la luz a mediados de los 90. El enfoque automático, el control de exposición con prioridad a la apertura y el luminoso objetivo GR 28 mm f2.8 que ofrece una destacada nitidez en todas sus distancias focales fueron algunos de los aspectos que la convirtieron una pieza muy cotizada por la que todavía hay que pagar más de 300 euros. Su modo Snap, que bloquea el enfoque en distancia hiperfocal, la convierte en una cámara a tener muy en cuenta por los aficionados a la fotografía callejera.

Nikon 35Ti

nikon 35tinikon 35tinikon 35tinikon 35ti
nikon 35ti
Nikon 35Ti
Iker Morán (Quesabesde)
nikon 35ti
Nikon 35Ti
Iker Morán (Quesabesde)
nikon 35ti
Nikon 35Ti
Iker Morán (Quesabesde)
nikon 35ti
Nikon 35Ti
Iker Morán (Quesabesde)

Irrumpió en el mercado fotográfico en 1993, y ya por aquel entonces su precio rondaba los 1.000 euros, aunque hoy en día se puede adquirir por bastante menos de 500 euros. Considerada por muchos como una de las mejores compactas de película jamás creadas, además de su estupendo Nikkor 35 mm f2.8 destacan los medidores analógicos de la zona superior y por supuesto el cuidado y contundente diseño basado en un cuerpo de titanio. Unos meses después de su lanzamiento, Nikon presentó una versión con un 28 mm f2.8 bautizada como Nikon 28Ti. Ambas cámaras dejaron de fabricarse en 1998. No es una pieza nada barata y su precio puede llegar a los 700 euros.

Minolta AF-C

Foto: Zeno Felkl

Con un diseño que recuerda vagamente al de la Olympus XA, la Minolta AF-C nació en 1983 y fue una de las compactas con enfoque automático más avanzadas del momento. Con un único modo de disparo automático, se presentó con un 35 mm f2.8 que ofrecía una notable nitidez, flash integrado y unas dimensiones muy reducidas. Su funcionamiento era muy silencioso y totalmente automático. Solo había que ajustar la sensibilidad de la película cargada (entre un rango de 25 y 400 ISO) y dejar que la cámara hiciera el resto. Y pese a que todos esos automatismos fueron un gran avance, en realidad se revelaron como un arma de doble filo, puesto que la cámara dependía totalmente de la autonomía de sus pilas para funcionar.

Rollei 35

rollei 35rollei 35rollei qz 35trollei qz 35t

La Rollei 35 (arriba) y la QZ 35T

rollei 35
Rollei 35
Iker Morán (Quesabesde)
rollei 35
Rollei 35
Iker Morán (Quesabesde)
rollei qz 35t
Rollei QZ 35T
Iker Morán (Quesabesde)
rollei qz 35t
Rollei QZ 35T
Iker Morán (Quesabesde)

Volvemos a hablar de miniaturización con la Rollei 35, otra cámara mítica que durante un tiempo fue la compacta de película de 35 milímetros más pequeña del mundo (título que, por cierto, más tarde le arrebataría la citada Minox 35 GT). Con un diseño exquisito de Heinz Waaske y un Tessar 40 mm f3.5 en su versión original, vio la luz por primera vez en la edición de Photokina de 1966 y durante los siguientes 30 años se fabricaron cerca de dos millones de unidades. En 2010 la empresa DHW Fototechnik retomó la fabricación de este modelo en diferentes ediciones limitadas y muy coloridas.

Hablando de Rollei, otra pieza con la que nos hemos cruzado en esta búsqueda y que merece ser mencionada por su rareza: la QZ 35T con un diseño firmado por Porsche y bastante más cara (a partir de 500 euros) que la Rollei 35, que puede encontrarse por menos 100 euros.

rollei 35
Rollei 35
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Agradecimientos: para la realización de algunas de estas fotografías Quesabesde ha contado con la colaboración de Casanova Foto.

1
Comentarios
Cargando comentarios