• 10 fotógrafas en tierra hostil
  • 10 carretes que hay que probar antes de que desaparezcan
Nueve más uno

Las 10 claves de la Nikon Df

71
Nikon Df
Nikon Df
5
NOV 2013

Media docena de misteriosos vídeos y una larga lista de rumores han precedido a la que sin duda es una de las cámaras más esperadas en la historia de Nikon. Reformulación digital de las míticas FM de la firma, la idea de esencia fotográfica se asienta en los pilares de esta contundente réflex digital de formato completo. Recién anunciada y a la espera de poder tener una Nikon Df entre las manos, revisar al detalle sus especificaciones y el contexto histórico de esta saga puede servir para entender un poco mejor la llegada de una cámara que muchos nikonistas llevaban años reclamando pero que no todos podrán o querrán pagar.

Df de digital fusión

Conocida hasta hace poco como la FM digital, finalmente Nikon ha optado por estrenar nueva denominación en lugar de jugar la baza histórica. Una pena, porque un FM-D al estilo de Olympus o un continuista FM4 –como hizo Leica con sus M al dar el salto al digital- habría tenido más fuerza. Df, en referencia a digital fusion (o por lo menos eso es lo que se dice), es finalmente el nombre elegido para una réflex que ciertamente busca fusionar lo más clásico con la última tecnología digital.

Réflex

Nada de sistema sin espejo ni de un modelo híbrido como se llegó a rumorear. La Nikon Df es una réflex de las de toda la vida, con espejo y un visor de pentaprisma con una cobertura del 100% que se erige como uno de los principales culpables de esas líneas tan clásicas. Con una ráfaga de 5,5 fotogramas por segundo y un obturador que presume de una vida útil de 150.000 ciclos, el sonido del disparo -si hacemos caso a los vídeos de Nikon- promete ser contundente.

Estilo F

Aunque no faltarán quienes busquen los parecidos de la Df con las recientes Sony A7 y Olympus OM-D E-M1, en realidad el ADN de esta réflex en cuanto a diseño está –así lo asegura la propia firma- en las F2 y F3, referentes en el segmento profesional durante muchos años. Pese a ello, seguro que muchos prefieren verla como una versión digital de aquella FM2 que todavía es usada y buscada por los fotógrafos fieles al carrete. Desgraciadamente esta nueva Nikon no puede heredar una de las características que más gustaban de aquel popular modelo: la posibilidad de trabajar incluso sin baterías.

Nikon Df
Nikon Df

Manejo clásico

Lo que sí se mantiene es la filosofía de trabajo clásica, con tres diales mecánicos para la velocidad, la compensación de la exposición y la sensibilidad. Apoyados por un pequeño LCD en la zona superior, la propuesta de esta Df es muy clara: no hace falta asomarse a la pantalla trasera ni a sus menús para trabajar y ajustar la exposición. La cámara está disponible en dos acabados (negro y plata con motivos negros) y cuenta con una empuñadura texturizada.

Objetivos F (incluso no Ai)

Provista de montura F, a diferencia del resto de réflex digitales de la firma –y de buena parte de las de carrete-, la Df sí puede trabajar con ópticas Nikkor que no sean Ai sin necesidad de realizar ninguna modificación o usar un adaptador. Se trata de objetivos producidos antes de 1977 y desprovistos del citado sistema Ai (Automatic maximum aperture indexing), que sobre la Df pueden operar y dar la medición correcta de la exposición en los modos manual y de prioridad al diafragma una vez introducidos los datos sobre la focal y la apertura en el menú de la cámara.

Nikon Df
Nikon Df

Un 50 mm f1.8 para la ocasión

Junto a esta réflex, Nikon ha presentado también un renovado 50 mm f1.8. Se trata de una versión especial que, sin cambios en su esquema óptico ni especificaciones respecto al modelo convencional, apuesta por un aspecto retro acorde a la estética de la cámara. La Df, igual que el resto de modelos FX de Nikon, también puede trabajar con objetivos diseñados para sensores APS-C (es decir, DX) aplicando un recorte automático.

710 gramos

Frente a la moda de hacer cámaras cada vez más pequeñas y ligeras –réflex incluidas-, la Df parece querer dejar claro también en este terreno que no es una más. Aunque sus 710 gramos de peso –sin batería- hacen de ella la réflex de formato completo más ligera de la firma, esa cifra casi dobla el peso de la Sony A7, por citar un referente cercano. A cambio ofrece un cuerpo de aleación de magnesio y el mismo sellado que la D800.

Nikon Df
Nikon Df
Foto: Nikon

El sensor de la D4 (pero sólo el sensor)

El CMOS de formato completo y 16 megapíxeles empleado por la nueva Df es el mismo que el usado por la D4. No es la típica suposición que se hace en estos casos: es un dato que la propia firma se ocupa de remarcar y que permite hacerse una idea de su rendimiento, rango dinámico y sensibilidad, con un ajuste máximo forzado a 204.800 ISO. Pero los parecidos llegan hasta ahí, porque tanto la medición de 2.016 segmentos como el sistema de enfoque automático de 39 puntos (Multi-CAM 4800) sitúan a esta Df más cerca de la D600 que del buque insignia nikonista.

No, no tiene vídeo

La Nikon D90 fue la primera réflex capaz de grabar de vídeo allá por el año 2008. Curiosamente, cinco años después la Df deja a un lado esta prestación y se convierte en unas de las poquísimas cámaras digitales todavía en catálogo (junto a las Leica M-E y Monochrom, los modelos de formato medio y alguna que otra rara excepción) que no ofrecen esta función. No se trata evidentemente de una limitación por razones técnicas, sino de una decisión que busca reforzar esa idea de herramienta fotográfica en su concepción más pura. Sin duda un tema de debate para los próximos meses. Más si se tiene en cuenta que incluso la Leica M se atreve ahora con los vídeos.

Nikon Df
Nikon Df

2.900 euros

Aunque ya corrían desde hace tiempo rumores sobre el elevado precio de esta cámara, sin duda los 2.900 euros que costará junto a la nueva versión del 50 mm f1.8 –cabe suponer que sin él serán unos 200 o 300 euros menos- es el dato más polémico de la Df. Una cifra que la convierte en una de las réflex más caras del momento y que deja clara la intención de Nikon de convertir esta cámara en una pieza bastante exclusiva. En cualquier caso, las caras de susto y las inevitables comparaciones con el precio bastante inferior de las Sony A7 y A7R están servidas.

Productos relacionados (1)
71
Comentarios
Cargando comentarios