• Las 10 claves de la Nikon Df
  • 10 fotos históricas nada profesionales
Nueve más uno

10 carretes que hay que probar antes de que desaparezcan

26
Foto: Cristóbal Benavente (Sales de Plata)
13
NOV 2013

Este último año los aficionados a la fotografía química hemos asistido a la desaparición de la T-MAX P3200, la Provia 400X, la Neopan 400 y la diapositiva de Fujifilm en varios formatos. El año pasado cerraba EFKE, y antes ya habíamos dicho adiós a la Plus-X. Por mucho que nos lo planteemos con optimismo, ante este panorama uno no puede evitar ponerse en el peor de los escenarios y proponerse rescatar del olvido algunas emulsiones que bien podrían considerarse como especie amenazada.

Fujifilm Neopan Acros 100

Este mismo año Fujifilm anunciaba que dejaba de fabricar la Neopan 400 de blanco y negro. La Neopan Acros 100 es lo último que queda de esta dinastía que llegó a 1.600 ASA en su día. Fujifilm sigue fuerte en color, pero quizás no pase mucho tiempo hasta que decida ceder el terreno del blanco y negro a Ilford. A la espera de ese día, lo más recomendable es agenciarse unos rollos de Neopan Acros 100 para disfrutar de algunos de los grises más bonitos del mercado.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Jack Johnson (Flickr)

Ilford Delta 3200

Después de que Kodak terminara con la T-Max P3200 (TMZ), la Delta 3200 ha quedado como la única película de alta sensibilidad en blanco y negro del mercado. Pese a que Ilford tiene ahora el monopolio en este segmento, nos consta que no es una película que se venda especialmente bien, quizá por su alto precio o sencillamente por lo especializado de ésta. Ojalá nos equivoquemos, pero al ritmo al que se desencadenan las cosas en este sector no resultaría extraño ver pronto un comunicado de prensa –como el que hizo Kodak– anunciando el cese de su fabricación y sugiriéndonos que siempre podemos forzar una HP5+ a 3.200 ASA. Hasta que eso ocurra, nada como una Leica M6, película Delta 3200 y muy poca luz.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Nicolas Vigier (Flickr)

Ilford Pan F 50

Mismo caso que el anterior, pero en vez de por exceso, por defecto. Hubo un día en que la Pan F 50 fue una de las preferidas entre los fotógrafos de paisaje por su grano casi invisible incluso en grandes ampliaciones. Precisamente por lo especializada que es y su escasa demanda, es probable que un día de estos Ilford asuma que se puede hacer lo mismo con la FP4+ y un filtro de densidad neutra.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Stuart Heath (Flickr)

Kodak Tri-X

Con su estética clásica, es la preferida de muchos (que nos repetimos “es imposible, absolutamente imposible que desaparezca la Tri-X” como un mantra). Se trata de la película más popular de blanco y negro de Kodak, una de las más míticas y que más tiempo lleva en fabricación: desde 1954. Si algún día Kodak fuera poco a poco dejando de fabricar emulsiones hasta desaparecer todas, la Tri-X sería la última en irse. No creemos que peligre por ahora, pero no nos ha parecido que estuviera de más incluirla ante los vaivenes que afronta desde hace años la compañía estadounidense.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Antonio Mortato (Flickr)

Kodak Ektar 100

Para contrarrestar la fuerte presencia de Kodak en esta lista y a la vista del incierto futuro de esta compañía, preferimos pecar de precavidos ante lo que pueda ocurrir. Así que, por si acaso, no podemos dejar de recomendar la compra de algo de Ektar 100 a los amantes de la fotografía de paisaje. Aunque algunos opinan que los colores de esta emulsión son demasiado fríos, lo cierto es que muchísimos han optado siempre por Portra para retratos y Ektar para paisajes, pues los verdes y azules de esta película son una maravilla.

sales de plata
Foto original | Foto: Oscar Paradela (Flickr)

Fujicolor Pro 160NS

Son tiempos de sequía para esta emulsión, que llega a España con cuentagotas. La Pro 160NS es una película muy equilibrada en la que no predomina ningún color, y es elegida muchas veces por fotógrafos de arquitectura precisamente por esta razón. Dado lo fuerte que está Fujifilm en color, no parece que su vigencia peligre, pero en vista de lo difícil que resulta encontrarla en Europa sería prudente hacerse con algún carrete aunque sea sólo para probarla.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Tom Hart (Flickr)

Kodak Portra 800

Una de las favoritas de los fotógrafos de moda y bodas por sus colores y su sutil grano, que aporta textura. Hasta hace algún tiempo Kodak fabricaba dos versiones (apostilladas VC y NC) que daban diferente intensidad al color. Ahora sólo queda la Portra 800, sin más. Dado el nicho de mercado que cubría y su rivalidad con la más popular Portra 400, no debe de quedar mucho espacio para ella, así que recomendaríamos a cualquiera que esté interesado en esta emulsión que se compre un carrete, salga con su pareja y le haga unas fotos antes de que sea demasiado tarde.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Pete (Flickr)

Fujifilm Superia 1600

La Superia 1600 es la película de color con mayor sensibilidad del mercado. También una de las más caras. Mientras que por ahí se dispara en digital a 6.400 ISO, en negativo y color 1.600 ISO es lo máximo a lo que se puede llegar. El resultado es una maravilla, pero la mayoría de fotógrafos que necesitan tirar de sensibilidades muy altas prefieren el formato digital. Sólo la salva el hecho de que es la única que llega a tanto en color.

fotografía química flickr carretes
Foto: Cristóbal Benavente (Sales de Plata)

Fujifilm Velvia 50

Quienes no hayan tenido nunca una diapositiva en la mano no saben lo que se pierden. Y si ésta es de medio o gran formato, la sensación al mirarla es única, con todos esos colores vibrantes sobre una mesa de luz. Es la forma más clara de pensar en lo irrepetible del instante capturado. Ahora que ya no queda Kodakchrome, posiblemente la marca de diapositivas más representativa sea la Velvia 50 y sus cielos de color azul intenso. Si algún día desaparecieran las diapositivas, probablemente ésta sería la última. Fujifilm parece muy comprometida con la película de color, pero por si acaso la próxima vez que vayamos de paseo por el campo nos llevaremos unos cuantos de éstos en el bolsillo. Y sin olvidarnos del trípode, pues el ISO es de sólo 50.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Sascha Erni, .rb (Flickr)

Fujifilm FP-100C

El espécimen más raro de todos los que forman esta lista es sin duda la FP-100C de Fujifilm. Difícil de encontrar y cara, a cambio ofrece una de las experiencias más gratificantes, que es sacar de nuestra cámara una foto instantánea -y única- de poco más de 7 x 9 centímetros con unos colores sin duda singulares. Es la película que usan las Land Camera de Polaroid, así como alguna rareza como la Fotorama FP-1 y todos los respaldos Polaroid para medio y gran formato. A diferencia de todas las anteriores, que se fabrican en paso universal y en 120 milímetros (la mayoría), para usar esta película necesitaremos un respaldo, si no una cámara entera. Pero merece la pena vivir esta experiencia aunque sea sólo una vez por la ilusión de estar creando algo único e irrepetible. Como quien pinta un cuadro.

fotografía química flickr carretes
Foto original | Foto: Guillermo Perez (Flickr)

Cristóbal Benavente es el fundador de Sales de Plata, web dedicada a la fotografía química

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
26
Comentarios
Cargando comentarios