Oskar Oskar
4,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO19 de julio, 20106.338

Una máquina perfecta para quien no quiera muertos

Hace 5 días q me compré esta cámara.



Llevo años esperando que las marcas saquen algo como esta cámara. Pequeño pero con potencia. Las cámaras reflex "normales" están muy bien, pero para un uso profesional. La gente que tenemos la fotografía como afición y que nos gusta sacar fotos más allá de lo que nos ofrece una compacta, por muy sofisticada que sea ésta (tengo una Leica Dlux4) sin tener que llevar una maleta para la cámara, estamos en un mundo sin lugar.



Y es por eso que llevo tanto esperando esto, la Sony NEX-5 es la primera cámara compacta con la potencia casi de una reflex de las de gran público que dicen, tan casi, que me animo a decir que el 90% de la gente que tiene una reflex no le saca la utilidad que podría, y una cámara como la Sony seguramente le vendría mejor.



Yo he comprado el modelo que trae los dos objetivos cortos, el 16 y el 18-55, y son una maravilla, ambos, hay que reconocer sus limitaciones, pero consiguen resultados excelentes. Sólo me da pena que el 16 no tenga estabilización, pero no puede ser todo (al menos de momento).

Los modos automáticos y de escenas funcionan muy bien, ajustan de maravilla las condiciones y sacan fotos con las que cualquier aficionado podría soñar, y si ya sabes algo más de fotografía puedes tocar los modos PASM con los que sin duda podrás aprender y aficionarte aún más a la fotografía.



Dicen que los menús son malos, bueno, los menús son buenos, en una cámara tan pequeña, llenarla de botones para accesos directos sería un error, quitaríamos ese sentido minimalista que tiene esta cámara y que me encanta, y te aseguro que una vez te pones con ellos, no se pierde tanto tiempo entrando, al principio es un poco jaleo, pero sabiendo donde está cada cosa es fácil, yo en 5 días ya me sé donde encontrar los ajustes que necesito. Además, estoy seguro que Sony con sus actualizaciones los irá mejorando, esta cámara dudo que se quede en lo que vemos ahora, seguro que tiene mucho más dentro. En eso SONY es una maestra.



Con respecto a la propia cámara diré que cuando la coges, notas que su construcción es sólida, los materiales no son plásticos malos, y la forma de cogerla es excelente. Por supuesto cuando le pones un objetivo como el 18-55 parece algo cabezona, pero para nada es molesta de usar. Peor se coge una cámara de más de medio kilo. Al menos para mi es más molesto.



En resumen, no es una cámara para quien pretenda compararla con una reflex de gama alta, pero sí para quien no quiera una reflex del montón que tenga que llevar en una bolsa, y que además, seguro no use ni el 80% de su capacidad. Y sobre todo para quien tenga la necesidad de sacar eso más en las fotos, que las compactas no nos dejan, para quien tenga ese ojo artístico que esté limitado por un objetivo compacto.

Y sobre todo, creo que este tipo de cámaras serán el futuro de la mayoría de usuarios estándar, de aquellos que cuando salimos de viaje, no llevamos más que nuestro bolso de mano, y dentro, nuestra cámara para guardar nuestros mejores momentos



Las habrá mejores, sin duda, pero olé por Sony por haberse atrevido a sacar una cámara compacta con la potencia real de una gran cámara.

Cargando comentarios
Otras opiniones (16) sobre esta cámara