JMC JMC
4 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO30 de octubre, 20046.428

El periscopio... para los submarinos

La Sony DSC-T3 pertenece a una generación de cámaras digitales que se inició con las ultraplanas de Minolta. No existen más que dos soluciones para conseguir un cuerpo tan delgado: ta óptica tipo periscopio, o el último invento de Casio con su Exilim S100, la lente cerámica. La segunda opción es la más válida, pues el objetivo periscopio, al ir el grupo de lentes en posición vertical, ha de contar con un espejo o prima superior, y esto no acaba de funcionar, por mucho que hayan apostado por ello marcas de prestigio como Minolta, Olympus, e incluso la propia Sony. La imagen ha de recorrer un espejo o prisma antes de llegar al grupo óptico, lo que le resta "garra" (nitidez) y suaviza los colores de la imagen... es inevitable. Además, la colocación de los dedos es problemática, pues pueden salir en la imagen, a poco que no se sepan colocar bien con una cámara tan pequeña. El resto de esta Sony tiene la buena calidad habitual de la marca, con muy buena autonomía de la batería, y una gran pantalla LCD de color, pero con el uso de la exclusiva tarjeta de memoria Memory Stick Duo... cara y rara de encontrar. Lo dicho... el periscopio para los submarinos.

Cargando comentarios
Otras opiniones (37) sobre esta cámara