Porfirogeneta Porfirogeneta
3,4 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO9 de julio, 20073.732

Razones para una devolución

La he utilizado durante casi quince días y estas son mis opiniones sobre sus aspectos más controvertidos:

CONSTRUCCIÓN: Se trata de una cámara muy delgada, elegante, con una pantalla enorme en su pequeño y discreto cuerpo, por lo que a priori entra por los ojos. Sin embargo su apariencia de extrema fragilidad no me dio confianza, parecía una cámara delicada, que habría que mimar, a la que el más mínimo golpe o roce dejaría en fuera de juego. Esto se hace si cabe más palpable en las lamas retráctiles que cubren el objetivo que nos dan la impresión de estar a punto de quebrarse en cualquier momento, pero también en la portezuela del puerto USB y en algunos de los mandos. Como ya he dicho, todo esto nos hace llevar la cámara con inseguridad, no nos permite relajarnos en ningún momento, pareciendo en cierto modo que la cámara no está a nuestro servicio, sino que somos nosotros quien debemos atenderla a ella.

Sin embargo, esto no pasaría de meras impresiones subjetivas si tras varios meses de uso jamás le hubiese ocurrido nada. Es decir, no tendría excesiva importancia que la máquina nos pareciese delicada si luego en la práctica fuese robusta, sin embargo, viendo las numerosas incidencias que al respecto han dejado en los buzones de opinión de ésta y otras revistas digitales, así como cuanto sabemos que ha venido ocurriendo con sus predecesoras R5, R4, R3?, no podemos menos que constatar que la imagen de fragilidad que transmite el aparato no es más que la imagen real de su propia naturaleza.



IMAGEN: La calidad de imagen es buena en general en cuanto a aberraciones ópticas y cromáticas, que son poco significativas, nitidez y definición, sin embargo el ruido es excesivo a cualquier ISO, lo cual hace que la mayor parte de las fotografías luzcan una textura notable bajo cualquier condición de iluminación y velocidad y siendo verdaderamente inservibles todas las tiradas de 800 ISO en adelante e incluso algunas de las hechas a 400.



PRESTACIONES: La cámara incluye numerosísimas prestaciones, modos escénicos, estabilizador y otras capacidades de aquellas que coloquialmente llamamos virguerías. El macro a 1 cm. es espectacular y el objetivo de focal 28-200 mm. (equivalencia en 35mm.) es realmente utilísimo, cubriendo perfectamente toda la focal a la que podemos aspirar con una cámara de estas características, sin embargo, un elemento nos vuelve a decepcionar, su excesivo automatismo. ¿No han pensado los ingenieros de Ricoh que quienes quedan seducidos por una cámara compacta que parte de 28 mm. y que tiene un macro de 1 cm. son aficionados algo avanzados a los que les gustaría disfrutar de opciones más creativas? Dudo que nadie que desconozca el arte de la fotografía pague 300 euros por una cámara que ni es Nikon, ni Canon, ni Leica ni de otra de esas marcas que suenan a todos incluso a quienes nunca se interesaron por la fotografía. Quien la compra es porque algo entiende y queda seducido por sus altas prestaciones, especialmente por su versátil focal y su macro, sin embargo a este aficionado en general espera de la cámara al menos un modo con prioridad a la apertura y otro con prioridad a la velocidad.



Por todas estas razones la devolví, no sé qué me compraré ahora, pero sé que esta cámara que a priori tanto me entusiasmó no me valía.

Cargando comentarios
Otras opiniones (37) sobre esta cámara