JCM JCM
4,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO3 de mayo, 20074.622

Ricoh Caplio R6, casi gemela a la R5

Ya era magnífica la Ricoh Caplio R5, y ahora llega la R6, su sucesora. ¿Sólo cosmética?. No, lleva modificaciones que justifican la salida de un nuevo modelo, aunque funcionalmente no está claro que sean para bien absolutamente todas. Unos detalles son mejores en la R5, y otros en la R6, aunque en lo básico (óptica, CCD, electrónica, estabilizador de imagen, y pantalla) se mantiene lo bueno de la R5.



Algunos de los cambios producidos, entre otros, son el mando del zoom, ahora concéntrico con el botón disparador (más cómodo), conmutador de modos, ahora Foto/SCENE/MY (esto último es una memorización de ajustes especiales del usuario), mientras la R5 tenía Foto/SCENE/Vídeo, quizás más funcional. En la R6 hay que entrar en SCENE para buscar el modo de Vídeo, algo más complejo de usar. La pantalla LCD de color pasa de 2,5" (R5) a 2,7" (R6), manteniendo la resolución de 230 KP. Lo que es una lástima es que la batería ha cambiado, pasando de 1150 mAp de la R5, a 1000 mAh de la R6, todo para rebajar el grosor de la cámara sólo en 2,7 milímetros. No obstante, la autonomía energética parece estar a la altura de las circunstancias.



Las líneas son casi iguales en la R5 y R6, aunque con ligeros cambios en algunos mandos, ya indicados, y la incorporación de un iluminador especial para favorecer el enfoque automático en bajas condiciones de luz. La tapa de acceso a la batería y tarjeta de memoria es en la R6 más cómoda y robusta que en la R5, así como incorpora una pequeña tapa que protege los conectores de salida de información, que en la R5 iban al aire. Es una cámara bastante ergonómica, muy cómoda de llevar y de usar.



Se mantiene el excelente zoom óptico de 28-200 mm, con el poderoso macro desde 1 cm real, y el estabilizador de imagen en el posicionamiento del CCD, quizás uno de los mejores sistemas conocidos. El CCD de 7 MP, al igual que la eficaz electrónica sigue gobernando el comportamiento de esta buena cámara digital. Aunque automática, existen numerosos ajustes para lograr controlar cualquier situación, sea para un fotógrafo aficionado, avanzado, e incluso profesional. La sensibilidad sigue llegando hasta los 1600 ISO, con un buen control sobre el ruido en la imagen, sobre todo hasta los 400 a 800 ISO. Se le ha incorporado el sistema de reconocimiento facial, a efecto de optimizar los tonos de la piel y la nitidez óptima en los retratos de las personas. En modo vídeo, el zoom óptico no funciona, sólo el digital. En cuanto al almacenamiento, lleva una memoria interna de 54 MB (aumentado, pues en la R5 es de 26 MB), mientras que la ranura de expansión admite no sólo las SD/MMC, sino también las nuevas SDHC (alta capacidad).



Ricoh lleva una evolución lenta, pero segura, en todos sus modelos, sin grandes cambios, pero casi todos ellos positivos, es decir, y como se dice escolarmente... "progresa adecuadamente". Quien desee ver unas primeras imágenes sacadas durante la prueba de esta cámara, puede visitar mi web personal (www.juancarlosmatinmartin.com), y más concretamente el enlace directo al citado álbum:

http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=17038

Cargando comentarios
Otras opiniones (37) sobre esta cámara