JCM JCM
4,8 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO5 de junio, 20075.947

Añorando a la GR Digital

La valentía comercial de la marca japonesa Ricoh se evidenció cuando se puso en el mercado la mítica GR Digital, en Septiembre-2005. Era un producto que nació clásico y mítico, con carácter totalmente profesional, una compacta distinta a lo existente, con óptica fija de 28 mm, luminosa y precisa, y en conjunto, una maravilla.



Ricoh nos presenta ahora la Caplio GX100, que no es sucesora de la GR Digital, pues, aunque con características comunes en algunos aspectos, es una mezcla entre la gama GX y la GR, presentando un carácter peculiar. Básicamente, se podría decir que es una GR Digital, salvando algunas distancias, pero con zoom óptico 24-72 mm (existe un convertidor de 19 mm), algo menos luminoso (F2.5-F4.4), estabilizador mecánico (como el de las Caplio Rx), y la peculiaridad de poder acoplarle un visor EVF electrónico (articulado) en la zapata superior del flash.



Las líneas se asemejan a las de la GR Digital, aunque menos depuradas, pues el flash integrado emergente es prominente, la óptica sobresale del cuerpo incluso en reposo, y si se le coloca el visor EVF electrónico se convierte en otra categoría de cámara compacta, tirando a grande. Aún sin este elemento, ya no se puede llevar en el cinturón en la misma funda que la GR Digital, precisa una mayor.



El cuerpo es metálico, aunque aparentemente menos sólido que el de magnesio macizo de la GR Digital, y al tacto de nota al tener ambas cámaras en las manos. También desaparece el seguro del dial de programas, y el mando múltiple trasero también es algo más prominente que en la GR Digital. Por lo demás, hay pocas diferencias funcionales, muy en la línea familiar de este otro modelo anterior, aún vigente en el mercado.



La óptica tiene una gama de distancias focales algo extraña. Así como la GR Digital es fija de 28 mm, de una calidad casi insuperable, esta nueva GX100 lleva un zoom de 24-72 mm, quizás demasiado acusado el gran angular (de uso poco generalizado), y un tele demasiado corto. Posiblemente un 28-84 mm hubiera sido más acertado y polivalente. La luminosidad en gran angular está bien, pero en tele le falta, pues un F4.4 es un valor algo elevado para una óptica de carácter profesional. El tener que llevar tapa en el objetivo, en lugar de un protector de cortinilla automático de la GR Digital, es un pequeño inconveniente, pues se puede perder, o si se usa el cordón de seguridad, es algo a llevar colgando en la cámara. El macro desde 1 cm, similar al de la GR Digital, es magnífico, como en el resto de las Caplio modernas, máxime pudiendo desplazar en la pantalla/visor el punto de enfoque/exposición, muy práctico y cómodo.



El estabilizador se agradece, aunque nunca lo eché en falta en la GR Digital. El visor EVF electrónico puede ser práctico para tomas nocturnas, o para trabajar con macro, pues se apoya la cámara en la cara, ganando estabilidad. Pero en el resto de los casos, salvo luminosidad ambiental excesiva, la excelente pantalla LCD de color es soberbia, la misma que lleva la GR Digital.



Disponer de modos manuales y automáticos, y de SCENE, junto a los ajustes complementarios le convierte en una cámara muy profesionalizada. Lo que sigue sin resolverse es la respuesta adecuada de la imagen con sensibilidades alta. A partir de 400 ISO ya se aprecia el ruido en la imagen, y a 800/1600 ISO excesivo, quizás superior que en la GR Digital, más controlado. Es más, la GX100 lleva un control del ruido por software, del cual no conviene abusar, pues la imagen resultante pierde naturalidad, de forma acusada en algunos casos.



La alimentación es igual que en la GR Digital, mediante batería recargable de litio de alta duración de carga, o también con 2 unidades estándar "AAA", algo de agradecer en caso de emergencia. Las tarjetas de memoria son del tipo SD/SDHC (alta capacidad) o MMC, las más estándar y económicas del mundo multimedia, lo cual es muy de agradecer en todas las cámaras actuales de la marca Ricoh.



En resumen, se puede decir que la Caplio GX100 es una cámara muy recomendable, pero va dirigida a un sector del público que debe saber lo que tiene entre manos para sacarle el rendimiento adecuado, no es en general una cámara "apta para todos los públicos". No obstante, y conociendo ambas muy bien, quizás añore la GR Digital al tener entre las manos esta GX100, a pesar de que el nuevo modelo incorpore algunas mejoras, que considero no imprescindibles.



Quien desee ver imágenes sacadas durante la prueba de la Caplio GX100, puede acceder a mi web personal (http://www.juancarlosmartinmartin.com), y de manera directa al enlace de la misma: http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=17090

Cargando comentarios
Otras opiniones (17) sobre esta cámara