Carloti Carloti
4,4 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO15 de abril, 20094.176

La mejor "Casi compacta"

Ya hace varias semanas que la tengo y he hecho cientos de fotos como para conocerla y poder contar sus virtudes y defectos. Casi todo son virtudes, defectos graves no he encontrado, pero aspectos mejorables sí.



A groso modo lo más destacable es su amplísima funcionalidad, menos para grabar video, te sirve fotográficamente hablando para casi todo, tanto en modos automáticos como manuales.



Algunos aspectos dignos de mención son los siguientes:



Llegar y acceder a las opciones más comunes mediante el botón de opción Q.Menú es muy práctico y rápido.



Dispone de un botón Function Fn, configurable como acceso rápido a cualquier funcionalidad.



La reproducción Auto después del disparo de la foto se puede configurar para que visualice temporalmente la imagen con un aumento 4x. Además si ponemos la opción ?Destacar? en On, nos muestra parpadeando las zonas sobresaturadas en blanco, o sea, quemadas. Es útil ya que el sensor de esta cámara es tendente a sobreexponer las zonas claras, y con ello a perder información en ellas.



El brillo, y también la saturación de color, tanto del monitor como del visor electrónico, se pueden ajustar a gusto del usuario. Esto es positivo poder hacerlo, aunque hay que ser consciente de ello para no equivocarse y arrepentirse a la hora de ver en el ordenador el resultado de colores de la foto finalmente obtenida. El nivel de brillo en pantalla se puede incluso configurar para que aumente de forma automática en función de la cantidad de luz exterior existente.



El cambio automático a imagen en visor o en pantalla cuando se acerca o aleja el ojo, es cómodo, rápido y práctico.



De los múltiples modos de trabajo que dispone, tres totalmente personales, y a pesar de que está preparada además para todo tipo de ajustes manuales, hay que destacar el modo ?Inteligente Automático?. De verdad que parece inteligente; si le dejas la cámara a alguien para que te haga la típica foto en que quieres entrar tú también, o por prisas o sencillez quieres acertar siempre sin complicarte de más, usa este modo y olvídate de todo menos de disparar. Desde seguimiento facial, hasta ISO inteligente, pasando por contraluz o detección de movimiento y trípode, o escenas nocturnas. Todo eso lo contempla, y juega adecuadamente y de forma automática con los parámetros adecuados, para solventar un montón de las casuísticas posibles.



Si por el contrario tienes claro el tipo de escena en que estás, puedes elegirla tú en vez de dejar a la cámara que la escoja. Aun así tienes en cada escena un submenú avanzado que te permite ajustar parámetros específicos que afectan a ese modo de escena concreto.



Independientemente de las ventajas innatas a una cámara réflex, en especial respecto a las ópticas intercambiables, y por tanto al zoom máximo que queramos tener, existe la opción añadida del zoom óptico adicional. Con él podemos, aunque a 3 Mp de resolución, duplicar el alcance óptico sin deterioro digital de la imagen, y llegar a tener un equivalente a un 180mm con el objetivo 14-45mm de serie, e incluso a un 800mm con el 45-200 del kit de 2 objetivos.



El disparo continuo en ráfaga con una velocidad de 3 tomas Raw/segundo hasta un máximo de 7 imágenes, es un excelente valor comparado con cualquier compacta.



El horquillado o bracketing automático cuenta con unas opciones muy amplias y completas. En el normal, o sea, en el Bracketing de exposición, se cuenta hasta con la posibilidad de un máximo de 7 tomas en un rango de 2/3 EV, o sea, un total de +-2 EV más que suficiente. Disponemos además de horquillados de Balance de Blanco y de Modo Película.



El autodisparador tiene además de las opciones normales de 2 o 10 segundos, una tercera en que tras los 10 segundos de espera te hace 3 fotos, una cada 2 segundos.



El ajuste del área de autofoco, que en automático puede detectar hasta 23 zonas distintas, en manual puede moverse e incluso variar el tamaño de su área de enfoque de entre 4 posibles.



El enfoque manual es una gozada, ya que aparte de la excelente visibilidad y definición de su pantalla, te aumenta 5 o 10 veces el tamaño de visualización, pudiendo incluso elegir la zona sobre la que quieres que actúe el aumento. Se consigue con ello un enfoque muy preciso, mucho mejor que en la mayoría de las compactas en que te amplían solo un recuadro central. Incluso si la visibilidad de la pantalla no fuera buena por exceso de luz exterior, se puede utilizar esta misma facilidad a través de su excelente visor electrónico, en el que aprecias perfectamente cuando el enfoque manual está en su punto idóneo.



El ajuste de balance de blanco es bastante completo, con 2 opciones personalizadas además de las normales, y a excepción de la de lámpara fluorescente que curiosamente no tiene. Sin embargo cuenta con una por temperatura de color según escala de grados Kelvin, desde 2500 a 10000. Por supuesto también cuenta con el método manual en el que se simula una foto a una cartulina blanca en las condiciones de luz a utilizar. Y por último cuenta con un ajuste fino muy sencillo en el que mediante los 4 cursores vamos en más o menos a Anaranjado/Azulado, y a Verde/Magenta. Con todas estas opciones, y según nos guste más o menos la eficacia de balance automático, podemos ajustarlo a nuestro gusto según nuestras preferencias.



Las posibilidades de ajuste del ISO son amplias, aunque siendo fiel a la realidad tengo que decir que no es aconsejable superar el valor de 800, ya que a esa cifra ya empieza a hacerse bastante visible el ruido. Si no nos queda más remedio podemos ir un poco más allá del 800, pero aumentando a la par el valor de la reducción de ruido, y/o disminuyendo el del contraste y saturación. Con ello perdemos algo de definición y vistosidad pero conseguimos que el ruido sea menos notorio. De todas formas está bien que en la Lumix G1 se pueda configurar el salto de valores de ISO en 1/3 de paso, o sea, en vez de pasar directamente de 800 a 1600, existen dos valores intermedios, 1000 y 1250 ISO.



Respecto al ISO, el ajuste ?Iso Inteligente? es otro automatismo muy valioso, ya que es capaz de medir el movimiento del sujeto principal en la imagen, y subir de acuerdo a ello el valor ISO hasta 800 para congelar mejor la acción y evitar el desenfoque por el movimiento de la imagen a capturar.



Otro ajuste rápido posible es el de Film Mode (Modo cine) o ajuste de matiz del color de la imagen, con 9 tipos distintos preconfigurados pero modificables, más 2 propios personalizados. Al igual que en la Lumix LX3, el que me encanta es el de Blanco y Negro Dinámico. Incluso cuenta con la posibilidad de un Bracketing de 3 tomas distintas en 3 modos cine distintos.



El modo de grabación con exposición M-manual, cuenta con la típica escala visible de ayuda que nos muestra si con los ajustes puestos existirá sobre o subexposición. Si llevamos el ajuste de tiempo de exposición a su máximo, o sea en B-bombilla, nos permite hasta 4 minutos, que aunque se queda un poco justo, es suficiente en la mayoría de los casos. Lo que en esta situación es importante, y lo he comprobado, es que funciona adecuadamente y no es tendente a producir un aumento reseñable de ruido en imagen. Es curioso, y lo comento, el que cuando se ajusta a una velocidad de obturación lenta, en la pantalla vamos viendo una cuenta atrás del tiempo que va quedando.



Una función a remarcar y muy apreciada en el mundillo réflex digital es el de la comprobación previa de apertura y profundidad de campo. En las compactas no existe porque es poco práctico, puesto que dadas las características técnicas sensor/óptica , las posibilidades de jugar con este parámetro son escasas. En la G1, ya con un sensor más grandecito y con ópticas removibles, sí es posible y valioso poder jugar y previsualizar la profundidad de campo según la apertura introducida, y aquí sí existe esa función totalmente utilizable, y muy valorada por aficionados avanzados a los que nos gusta poder fotografiar en modo totalmente manual.



Incluso existe otra función curiosa que nos permite previsualizar el resultado de la velocidad de obturación, y observar como de paralizada y congelada quedaría por ejemplo el movimiento del agua.



Resumiendo un poco mis impresiones sobre esta Lumix G1, yo diría que es una buena cámara de aficionado con algunos aspectos aún bastante mejorables, principalmente los siguientes:



El ruido debiera disminuir todavía más, con un sensor grande como tiene la G1, tendría que conseguir estar libre de ruido hasta un 1600 ISO.



El tono general de imagen tiende a ser frío y apagado en exceso. Tiene poca pegada y si no actúas corrigiéndolo te saca unas fotos que te dejan un poco como indiferente. Les falta algo de vida y alma a muchas de las fotos que se obtienen.



El visor electrónico, dentro de lo que existe en el mercado es bueno, pero debe mejorar algo más aún, en especial en cuanto a color y contraste en luces fuertes, y también respecto al movimiento en escenas rápidas.



Yo realmente, bajo mi criterio de lo que es una compacta, no la puedo catalogar como tal. Aunque técnicamente me digan que lo es, ni por su tamaño ni por su manejo la considero una verdadera compacta. Es como una réflex pequeñita muy llevable y manejable. Según mi criterio particular de lo que es una compacta, aparte de por su tecnología y por su pequeño tamaño, debe ser una cámara factible de ser manejada en su totalidad con una sola mano, y la G1 ni es pequeña ni se maneja con una sola mano.



En resumen yo la catalogaría como una excelente semicompacta, muy versátil y cargada de un montón de funciones prácticas; con una buena calidad de imagen pero sin llegar a ser excepcional, y muy aconsejable para los 400 Eu que me ha costado. Si comparativamente tuviera que situarla frente al resto de compactas, por versatilidad y funcionalidades sería la mejor sin duda. Por ruido en imagen también sería la mejor, aunque muy igualada en disparo RAW con la Sigma DP1. Pero por calidad de imagen en Isos bajos estaría por detrás de la Sigma DP1, la Canon G10 y la Nikon P6000.



Yo creo que aún no ha dado todo lo que podría y debiera dar de sí. Tengo claro que debe mejorar en prestaciones respecto a calidad de imagen. ¿Quizá sea por la óptica? No sé; saldré de esta duda cuando con el adaptador cuatro tercios estándar pueda probar con otros Zuiko o Leica. Ya os contaré cuando lo sepa.



Un saludo.

Cargando comentarios
Otras opiniones (13) sobre esta cámara