framos framos
4,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO29 de diciembre, 20095.973

Una belleza un poquiti caprichosa

He esperado un tiempo antes de realizar la valoración definitiva de la cámara. El motivo es que no quiero, como algunos hacen, dejarme llevar por el momento y juzgar favorable o desfavorablemente un producto por los resultados de las primeras tomas realizadas, seguramente sin conocer a fondo lo que se tiene entre manos. En mi caso más de 2.000 fotografías realizadas en diferentes condiciones creo me permiten dar una opinión suficientemente fundamentada de la Panasonic FZ38.



El manejo general de la cámara es agradable. Lo que más me ha gustado ha sido el ?joystick?, una maravilla. Te permite acceder rápidamente a los principales ajustes de la cámara en cualquier momento, ajustar la velocidad o la abertura de objetivo y, en modo P, cambiar la selección de velocidad y objetivo ofrecida por la cámara y eso es muy interesante en muchas situaciones. Buena construcción, tacto agradable, ergonomía y una bateria que dura casi 500 disparos antes de agotarse.



Tras una primera impresión favorable en lo referente a la calidad de imagen, al fijarme un poco más detenidamente, vi algo que no me acababa de convencer; un aspecto ?duro?, áspero. Algunos pueden confundirlo con ruido, pero no es ruido, es un exceso de definición. La solución fue fácil, unas pruebas y ajusté la nitidez de la imagen, un poco más suave y problema solucionado. A esto le añadí una ligera reducción de ruido y las imágenes quedaron a mi gusto: naturales, suaves, sin es exceso de definición que las afeaba. Es una ventaja que la cámara deje hacer todos estos ajustes para dejarla a tu gusto, pero también es un problema para usuarios poco experimentados o que no dediquen el suficiente tiempo a probar a fondo sus cámaras. Por eso, tal vez esta no sea una cámara para cualquier aficionado, sino para aquellos con ciertos conocimientos y sobretodo dispuestos a probarla detenidamente antes de comenzar a usarla en serio.



Ajustada la cámara a mi gusto, la calidad óptica es excelente, como debe corresponder a una mítica marca como Leica, que firma sus lentes. Las imágenes no muestran ningún tipo de artefacto y esto en todo el rango de distancias focales que la cámara permite. Incluso utilizando la máxima distancia focal disponible las imágenes son excelentes. A esto hay que unirle un enfoque de primera, el mejor que he visto hasta el momento: rápido y preciso, el número de fallos es insignificante, el más bajo de todas las cámaras que he tenido o probado.



La fotografía nocturna fue la piedra de toque para testar dos características: el ruido y la eficacia del sistema de estabilización óptica. El primer ensayo fue limitando la sensibilidad máxima a 400 ISO. Los resultados fueron muy buenos en lo que se refiere al ruido, era moderado y las imágenes, vistas en la pantalla del ordenador, perfectas. El estabilizador funcionó a la perfección, de más de 100 fotografías realizadas entre ½ seg. y 1/15 realizadas ?a pulso? y utilizando las distancias focales más cortas, el 80% fueron buenas. El límite de confianza se puede establecer en 1/10 seg. Se pueden realizar disparos a velocidades menores, incluso logré fotografías buenas a ½ seg, pero a ¼ el porcentaje de fotografías movidas llegó al 40%. En un segundo ensayo probé todas las sensibilidades disponibles. Utilizando los dos niveles posibles de reducción de ruido el resultado fue sorprendente: hasta 1600 ISO las imágenes eran utilizables, se veían perfectamente en la pantalla del ordenador y la reducción de ruido hacía perfectamente su función sin desfigurar la imagen final. No digo que las imágenes no tengan ruido, sino que la imagen es utilizable pese al ruido. Esta es una cámara que puede hacer fotografías nocturnas decentemente, no una cámara para hacer fotografías nocturnas, para eso gástate mucho más en una réflex de gama alta.



El flash es otro punto fuerte de la cámara. Como desde hace años Panasonic sigue negando la posibilidad de un flash externo a sus cámaras FZ, pero al menos el flash integrado cumple a la perfección su función. Sólo un consejo: limitar la sensibilidad máxima a 200 ISO siempre que sea posible. De lo contrario la cámara utiliza la máxima sensibilidad posible para cerrar al máximo el objetivo y el resultado puede no ser el mejor posible.



La cámara puede grabar archivos en formato RAW, es la primera vez que manejo este tipo de archivos. Al principio no me hacía con él, ni el software proporcionado con la cámara, ni alguno gratuito que probé me dieron ni buenos resultados ni facilidad para manejarlos. Todo cambio sin embargo cuando por fin dispuse de una versión adecuada de Camera Raw para Photoshop Elements, a partir de ese momento he descubierto todas las ventajas de disparar en Raw y me he vuelto otro de sus fervientes defensores. Sinceremente, creo firmemente en las ventajas de los archivos raw, pero sólo si se dispone del software adecuado. Yo he utilizado Photoshop Elements que puede obtenerse, legalmente, por 100?. Si no se dispone de este software u otro similar, sinceramente es mejor abstenerse de disparar en raw, los resultados con el software proporcionado por Panasonic no llegan a ser mejores que los obtenidos con ficheros jpeg, al menos en mi experiencia.



En resumen: una cámara con grandes cualidades: su calidad óptica, la rapidez y precisión de su enfoque, la excelente eficacia de su nuevo estabilizador y su fantástico video en alta definición, pero poco amigable para usuarios no experimentados. La primera impresión puede no ser la mejor, sólo cuando exploras sus posibilidades y llegas a ajustarla a tu gusto obtienes lo máximo de ella.

Cargando comentarios
Otras opiniones (80) sobre esta cámara