Joaquín Joaquín
4,8 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO7 de abril, 20096.046

Una cámara compacta que quiere ser réflex

Hace algo más de una semana que tengo entre manos la Panasonic Lumix FX28 y ya puedo empezar a decir, a priori, cuales son los pros y los contras.



Lo primero que todos queremos saber: ¿relación calidad/precio? Una inversión absolutamente justificada. No tendremos las fotos que nos da una SLR, pero vamos a conseguir resultados a todas luces superiores a las que nos pueda dar una cámara compacta. Si estamos dispuestos a renunciar a la comodidad de llevar una cámara en el bolsillo, la Lumix FZ-28 es un buen ?puente? entre las compactas y las SLR.



Características físicas: un error gravísimo por parte de Panasonic es no haber distribuido fotos de catálogo con la cámara entre las manos de un/una modelo. Viendo las fotografías yo mismo llegué a pensar que el tamaño de la FZ28 era enorme (de hecho ni siquiera entraba en mis opciones de compra)... pero no: la FZ28 es relativamente pequeña ?aparte de la imponente óptica- y sobre todo, muy, muy ligera. Hay que verla en la tienda para darse cuenta.



La distribución lógica de los botones, el cómo encaja en las manos, etc etc... eso es bastante más subjetivo. Ahí más vale no entrar a valorar, cada cual tendrá su opinión; la mía es que es perfecto y sólo movería de lugar el botón Q-Menu.



Calidad de las fotos: mmmh... no olvidemos que estamos hablando de una cámara compacta. Que no nos engañe su imponente óptica. Repetimos: es una cámara compacta. Por tanto, el sensor CCD es pequeño. Y cuando hablamos de sensores pequeños, hablamos de... ¡ruido! Y también hablamos de que, aunque las fotos tengan 10 megapíxeles, la nitidez a tamaño 1:1 es bastante decepcionante.



La nitidez no hay quien la arregle si no es reduciendo la resolución, pero el ruido se puede eliminar más o menos con tratamientos posteriores. Para ello, imprescindible disparar las fotos en RAW (sí, sí, la cámara tiene opción RAW, además de JPG+RAW y JPG).



Por otra parte, disparando en modo RAW (es decir, anulando el tratamiento que la cámara da a las fotos para mejorarlas), descubrimos que esta cámara tiene una aberración cromática en los bordes luminosos que asusta. De nuevo, más trabajo para el fotógrafo disimulando los bordes azulados y magentas con el software que viene incluido.



Así pues, Uds. me dirán, ¿qué le queda de bueno a las fotografías? ¡Mucho! Insistamos otra vez: la FZ28 es una compacta, no esperemos la calidad de una réflex. Aún con ello, disculpando las deficiencias, la FZ28 tiene un buen margen dinámico, gran contraste, buenos niveles de color, y unos modos manuales que permiten exprimir la creatividad del fotógrafo.



Ya terminamos. Ahora vamos a hablar de la guerra de los megapíxeles. Y es que los fabricantes han vendido la idea de que a mayor número de megapíxeles, mejor es la cámara. ¡Mentira! Es una guerra que ya se ha terminado, porque la miniaturización de los sensores y el aumento paralelo de su resolución ha dado lugar a unos niveles de ruido inaceptables. Así que hoy en día, una cámara compacta no debería pasar de los 10 megapíxeles de los que goza la FZ28.



Bien, pues si la guerra de los megapíxeles ha terminado, ¿qué nueva guerra estamos librando ahora? Pues la guerra de las funciones extra. Las cámaras cada vez integran microprocesadores más potentes cuya capacidad de proceso les permite hacer más virguerías a la hora de tomar fotos.



En el caso de la Panasonic Lumix FZ28, tenemos el fantástico modo Intelligent-Auto. Cuando queramos usar la cámara como una simple ?point-and-shoot?, este software integrado se encarga de decidir los valores ISO, de diafragma, velocidad de obturación, flash... etc etc. Y tiene fantásticos resultados. Además, que la estabilización óptica de Panasonic también hace un buen trabajo. He sacado alguna fotografía con el zoom de 18 sin que la imagen aparezca movida.



Otra función interesante de la FZ28 es la de detectar los rostros de las personas y seguirlos, así como de hacer lo mismo con objetos. Creo que habrían podido integrar alguna función más, como por ejemplo las Casio que incluyen la detección de la sonrisa, pero claro, hay que dejar margen para sacar modelos superiores...



Y ya para finalizar, a modo de resumen, indico otras interesantes características de la cámara: posibilidad de añadir filtros, espectacular duración de la batería, vídeo HD (1080x720 a 30 fps pero con un deficiente Motion-JPEG), gran abanico de modos de escena predefinidos y doble visor (aunque ambos son pantallas LCD).



A modo de conclusión: la Panasonic Lumix FZ-28 es una cámara compacta de tipo ?bridge? (puente entre compacta y SLR) con funciones y objetivo de réflex. Calidad de las fotos: mejorable. Funciones: IN-mejorables, teniendo en cuenta su precio.



Así que para sacar fotografías de calidad superior, compren una réflex. Para todo lo demás, la FX28.



(que me perdonen los de Master Card...)



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (79) sobre esta cámara
gamdalf-el-blan
gamdalf-el-blan | 14 de enero, 2017
Muy buena
6 0
4,2
0
0

Muy buena,para mi,mejor decisión que cualquier g de canon,más ergonómica,y sobre todo rápida de usar,su diseño apunta a ello,aunque no muy buena con la ISO,cuenta con un potente zoom,el visor electr...

chimera26
chimera26 | 9 de marzo, 2016
Ideal para empezar
343 0
3,6
chimera26
chimera26 España
0
0

A pesar de sus años y del uso que la he dado, se la he dejado a los niños para que trasteen y me sorprendo por lo actualizada que está. La cantidad de ajustes manuales al estilo de las cámaras ré...