Tino2002 Tino2002
4,4 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO13 de febrero, 20055.569

Olympus 770 Vs Canon S1 IS Vs Panasonic FZ20

Tal y como prometí, aquí os remito mis conclusiones sobre la Olympus 770 y la Canon S1, a las cuales he añadido la Panasonic FZ20 en el último momento a prueba también por quince días. Sin embargo, y antes de nada, quisiera comentar algo importante: no soy experto en fotografía, sólo un persona normal que quiere una cámara de calidad dentro de un precio razonable, fácil de usar, con la que empezar usando el ?auto? y, con el paso del tiempo y la práctica, ir sacando mayor rendimiento con las opciones ?manuales?. Por tanto, en éstas impresiones no encontraréis la verborrea técnica de muchos foristas o de gente que opina de sus compras presumiendo justamente de lo que carecen: conocimientos y objetividad. Para análisis técnicos están los expertos de ésta y otras web`s similares, así como algún que otro profesional del sector (como mucho el 5% de los que aquí opinan, pues el que realmente vive de disparar una cámara sabe de antemano qué comprar y no acude a estos lugares a consultar, ni mucho menos a presumir de conocimientos ante el resto de los mortales).



Paralelamente a ello diré también que, por desgracia, son numerosas las opiniones que, en mi humilde opinión, carecen de fundamento, pues son compradores que se atreven a opinar de una cámara con un sólo día de uso. Incluso, en ocasiones, sin haber abierto el paquete, lo que demuestra que son personas que compran con los ojos y no con los resultados: o sea, lo peor de lo peor. También se lee a compradores que aún reconociendo problemas con los resultados dicen estar conformes con el producto (¿tanto cuesta reconocer una equivocación?)... y gente, también, a la que se le ve el plumero de ?marquistas? y, por lo tanto, escasamente objetivos (como los que veo en lugares turísticos fardando con la Nikon colgada del pecho y la marca bien clara para que la vean todos los presentes). Ni que decir tiene de aquellos que cuando se habla de cámaras digitales lo primero que sueltan por la boca son los muchos megapixel que tiene la suya... y, lo que es peor todavía, sin comparar unas cámaras con otras del mismo segmento y tipo. Es como decir que ganar 20.000 euros al año es un buen o mal sueldo: todo depende de donde vivas, pues si resides en un pueblo de Badajoz o Jaén eres el rey del mambo mientras que en Madrid no tienes ni para pipas. Es como cuando los sucesivos gobiernos de este país nos sueltan el rollo, cada vez que protestamos cuando sube la gasolina, de que es de las más baratas de Europa... mentira y gorda, coño, ¡¡¡en relación a nuestros sueldos, que es con lo que la pagamos y como deberían evaluarlo, es la más cara!!!.



Por el contrario, si aún siendo inexperto en el mundo de la fotografía me atrevo a dar mi opinión es partiendo de la base de que en esta vida no siempre hay que ser un entendido para poder hablar de todo: como lo es el saber si una foto es buena o no es buena, si los colores son vivos y reales o son pintones o apagados, si existe definición y detalle o se carece de ambas cosas... Y es que ninguno de nosotros necesita haber jugado al fútbol veinte años y haber ganado infinidad de competiciones para saber que Zidane o Ronaldiño hacen magia con los pies. Yo no sabré de lentes, ni de cómo funciona un CCD, pero sé distinguir una buena foto de otra cuando tengo la oportunidad de compararlas con detenimiento y tranquilidad y he visto miles de veces el objeto fotografiado al natural



Dicho esto os diré que mis humildes conclusiones son el resultado de haber realizado más de 250 fotografías con cada uno de los tres modelos (unas 800 en total) durante los quince días del periodo de prueba. Todas las fotografías han sido realizadas de forma consecutiva y exacta: cargaba a la vez con las tres cámaras en una mochila, encontraba un lugar adecuado, tiraba una foto con la primera de ellas y seguidamente hacía lo mismo con las otras dos. He realizado fotos en días soleados, en días nublados, fotos de noche en el exterior y fotos en interiores con buenas y malas condiciones de luz, fotos con zoom y sin él... Casi todas las realicé en modo automático y con la mejor de las resoluciones posibles (salvo TIFF, ya que la Canon no soporta este formato y no quería dejarla en desventaja, máxime cuando tiene 3,2 megapixel por 4 la Oly y 5 la Panasonic). Posteriormente, tras volcar las fotos en el portátil, las renombraba para poder ver cada toma de forma consecutiva con cada una de las de las tres cámaras y, de esta manera, apreciar así las posibles diferencias avanzando y/o retrocediendo cuantas veces fuera necesario. Además, las tres cámaras estaban nuevas por lo que, al ser yo quien las estrenó, no me queda la duda de pensar que estuvieran defectuosas por un mal uso previo. Y con todo esto las conclusiones son claras.



Lo más fácil, para empezar, fue descartar la Canon. Es carísima en relación calidad/precio: la calidad de las fotos, que es lo importante, poco definidas y como con neblina. Una neblina blanquecina muy tenue pero perceptible si se presta atención. He llegado a apreciar defectos increíbles con el zoom, en un día soleado, cuando he fotografiado rótulos con letras grandes: los bordes perpendiculares de éstas (por ejemplo los costados de la letra A) no salen rectos, sino que aparecen pequeños dientes de sierra claramente perceptibles, máxime cuando esos mismos bordes verticales u horizontales (por ejemplo de una T) han salido correctos. Sobre la aberraciones cromáticas y el ?ruido? no digo nada: ya lo dicen los entendidos de esta web en el apartado ?veredicto?. Y si a esto le añadimos que es de plástico (salvo la visera donde va alojado el flash), que la tapa del objetivo se cae cada dos por tres, que el monitor TFT es tan diminuto que no puedes ver decentemente como te ha quedado la foto y que tampoco puedes recurrir al visor electrónico (pues decir que lo tiene es ?como tener un tío en Alcalá, que ni tiene tío ni se tiene na´?)... la decisión, repito, es clara. Tan mal resultado en una marca como esta me hizo dudar y acercarme a un establecimiento de confianza para probar: idem de idem. Pero lo más sorprendente de todo es que de cincuenta opiniones vertidas sobre esta cámara, y con un análisis técnico como el que tiene (peor que la Olympus, por ejemplo) y tras mi doble experiencia, nadie, absolutamente nadie, haya dicho estar disconforme con el producto. Ver para creer. Ni que decir tiene de lo injusto que esto es para todos aquellos que leemos este foro con la idea de no dar un paso en falso. Por el contrario, sí se pueden tener en cuenta otros aspectos positivos, como una duración aceptable de las pilas (si son de más de 2100 mA), un manual de fácil compresión, menús intuitivos o pantalla TFT que puede quedar protegida cuando no se usa la cámara... pero, en definitiva, con estas cuestiones no se hacen fotos de calidad. Resumiendo: he realizado mejores fotos con la Sony DSC-U30 de 2 megapíxel de mi cuñado que con esta cámara.



Eliminada la Canon, la decisión quedó entre la Olympus y la Panasonic y, sinceramente, la decisión no es fácil aunque la Olympus, creo, debiera ser la ganadora cuando menos ?a los puntos?:



- Nitidez y calidad: mejor la Olympus, a pesar de tener un megapixel menos (quizás un CCD más grande y las lentes de la propia marca, una de las mejores en el mundo de la fotografía, tengan la culpa).

- Color: de día ligeramente mejor la Olympus. De noche o en interiores las dos fallan ligeramente, en mi opinión, pero por cuestiones distintas: la Oly tiende a amarillear la imagen capturada y hacer más fuertes los colores (resaltando en exceso el resplandor de los focos de luz: farolas de la calle, pilotos de los coches...) mientras que la Panasonic justamente lo contrario, por lo que sus colores son algo más fríos, aunque, eso sí, más suaves y naturales. Necesitaría que alguien con experiencia y objetividad confirmase si con el balance de blancos u otra opción manual pudieran mejorarse éstas cuestiones. Noto también en la Panasonic, aunque mucho menos (casi imperceptible) el mismo halo blanquecino de la Canon que impregna las fotos.

- Zoom: de día, tanto con sol como con el cielo totalmente encapotado, las fotos no salen movidas en ninguno de los modelos. Me sorprendió positivamente la Olympus ya que no tiene estabilizador: clava las fotos con el 10 óptico a tope. De noche el panorama cambia para ambas: con o sin estabilizador salen movidas. Únicamente esta función hace efecto en situaciones de luz intermedias: al anochecer y al amanecer y con buen pulso.

- Enfoque: mejor, con diferencia, la Panasonic. Mucho más rápida y resuelta en este aspecto, a diferencia de la Oly a la que le cuesta cuanto más escasea la luz (eso sí, antes o después termina enfocando). Lógicamente, cabe más luz por el diámetro del objetivo de la Panasonic que por el de la Olympus, no creyendo que sea cuestión de calidad de las lentes.

- Flash: mejor la Olympus.

- Tamaño y manejabilidad: no me he encontrado incómodo con ninguna de las dos, a pesar de la diferencia de tamaño.

- Carcasa: la Oly es metálica y muestra su robustez en ese aspecto (digo metálica y no de un plástico o de un polímero de nueva creación que asemeje el metal: no hay más que dejar las cámaras por la noche en un lugar fresco y con las manos notar la diferencia de temperatura -más fría- que delata el metal de la Oly). La otra prueba que hice para comprobarlo me la reservo. Detalle a comentar: cuando en la Oly abres la solapa donde se alojan las conexiones sabes que tiene los días contados, pues es de plástico y del malo. Respecto del acabado en plástico duro de la Panasonic tampoco me defraudó, todo hay que decirlo: ni comparación con la Canon, el típico plástico que a poquito que aprietas un tornillo suelto termina cascando.

- Pantalla TFT: en ambos casos de buena calidad y con buen refresco. Es algo más grande el de la Panasonic.

- Menús: gana la Panasonic (los de la Oly algo liosos).

- Tamaño de los ficheros: ocupan el doble los de la Panasonic... demasiado tamaño para una calidad algo inferior a los de la Olympus (rara vez haré ampliaciones cercanas a un DIN-A4).

- Vídeo: lógicamente la Olympus por su mayor resolución. Sin embargo, cabe hacer importantes matizaciones a este respecto: no todos los DVD´s de sobremesa que dicen leer vídeo comprimido en MPEG4 reproducen este formato. Me he vuelto loco buscando en grandes superficies y tiendas alguno que lo leyera (Media-Markt, Alcampo, Boulanguer, El Corte Inglés, tiendas de la calle Barquillo en Madrid...) y sólo encontré uno que lo hiciera (marca Philips, modelo DVP630). Ni tan siquiera los baratos que todo lo tragan leyeron mi CD-RW. La cuestión está en los codecs, que no son coincidentes. Y, sinceramente, me parece una cabronada lo que hacen las marcas con los consumidores con tanto puñetero formato y, dentro de cada uno de ellos, otros tantos subformatos. De esta manera no me ha quedado más remedio que pasar de MPEG4 a MPEG2 (también llamado SVCD) y lo cierto es que con ello se pierde bastante calidad. Si no fuera así, viendo MPEG4 directamente desde la cámara conectada al televisor o en este dvd Philips del que antes hablé y sin cambiar el formato, la calidad es muy buena (mucho mejor que mi antigua cámara estéreo hi-fi de formato VHS-C de Panasonic). Respecto del zoom decir que este queda automáticamente anulado cuando se graba desde el micrófono incorporado en la cámara (mono). Pero si le pones uno pequeño conectado a la clavija correspondiente el zoom sí funciona (aunque se percibe su ruido en la grabación cuando se usa). Este sonido sí es estereofónico (así lo refleja el display de mi lector de dvd) y, además, la grabación de este sonido es de mayor calidad que el grabado con el micro que trae incorporado la cámara. Una buena idea que se me ocurrió el último día fue conectar la cámara directamente a mi dvd grabador a través del cable que incorpora ésta (jack en un extremo y dos RCA en el otro ?uno para imagen y otro para el sonido mono-). De esta manera se pude grabar la imagen directamente desde la cámara al DVD con mínima pérdida de calidad. Tan sólo un problema: graba también los textos del menú que vemos en la pantalla TFT o en el visor. Por desgracia no me dio tiempo a investigar si es posible deshabilitar estas funciones para que no se vean y la grabación esté limpia de indicaciones. La grabación en condiciones de poca luz no es del todo mala pero dado que el zoom es muy rápido hay ocasiones en que la imagen es borrosa hasta que consigue enfocar. De la Panasonic no hablo por tener peor calidad de vídeo: y es que, sencillamente, no es una cámara que esté hecha para ello, por lo que no lo considero una crítica (no tiene toma de micrófono externo).

- Visor: los dos me parecieron buenos, quizás mejor el de la Olympus. En ambos casos vale la pena tirar fotos usándolos y ahorrar así batería teniendo apagada la pantalla TFT. Además, sujetadas por ambas manos y apoyadas en la cara se tiran fotos con más estabilidad.

- Lentes: ufff... como este tema quedaba muy lejos de mi alcance pregunte a un experto (ex- fotógrafo de la casa del Rey cuyo hijo es también fotógrafo profesional -del Museo del Prado-) y me hizo estás preguntas: si la lente de la FZ20 fuera realmente de Leica, ¿no valdría la cámara como mínimo el doble?, y, ¿no será que Leica ha dado el visto bueno -y su nombre- a un determinado estándar de calidad que Leica verifica pero sobre una lente fabricada por un tercero (como suele ocurrir con frecuencia en el mundo empresarial)?.

- Portabilidad: la Oly sin dudarlo (cabe en una mochila o un bolsillo interior grande).

- Tarjetas: el precio de éstas, con la bajada de las xd de Olympus, no creo que sea razón para decantarse por una u otra.



Tras todo esto, tomo mi decisión: he devuelto la Canon y aguanto con las otras dos a la espera de confirmar si la cuestión planteada de las capturas nocturnas de la Olympus es subsanable con las opciones manuales. Si fuera así, la compra es clara: la Olympus sin ninguna duda, pues creo que el objetivo final de toda fotografía es plasmar con la mayor realidad posible una fracción de segundo de todo aquello que nos rodea... y no hay mejor forma que hacerlo con una cámara cuyo análisis (en esta web) dice, textualmente, algo que he tenido la oportunidad de comprobar por mi mismo: ?excelente nitidez y definición en las capturas?. ¿Y no es eso de lo que realmente se trata?. Por el contrario, de no encontrar solución para la cuestión de las fotos nocturnas de la Olympus me quedaré con la Panasonic, aunque pierda la opción de las tomas de vídeo en MPEG4 que nunca está de más y me atraía enormemente.



Dejo claro que no pretendo presumir de ?buena? cámara de fotos sino de buenas fotos. También os digo que no pongo en duda que, en otros segmentos, las otras marcas puedan ser mejores que la Olympus. Yo sólo he analizado lo que he tenido en mis manos y he visto con mis ojos. Espero que esta humilde opinión os sirva de ayuda como también me han servido las vuestras.



PD: he puesto "no" satisfecho con el producto a la espera de solventar mis dudas con la Olympus.

Cargando comentarios
Otras opiniones (172) sobre esta cámara
quesodebola
quesodebola | 6 de marzo, 2016
camara aparentemente repulsada.
297 0
3,8
quesodebola
quesodebola España
0
0

Esta FZ-20,es el 2003 o por ahi,cuando salió,al mercado,ahora muchos la consideran ya una clasica,mi opinion ,yo fotografio de todo,y sin duda tengo una maquina mas,digamos mas con estos tiempos,pues...