Poncio Emiliano Poncio Emiliano
3,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO15 de marzo, 20074.329

Una de cal y otra de arena

Quedé sorprendido cuando vi la aparición de la Olympus SP-550 UZ, un objetivo de 18X, en una cámara de poco peso, con la posibilidad de colocarles pilas alcalinas corrientes. Con un objetivo equivalente a un 28 a 504 mm. en la fotografía de 35mm tradicional, para que quería más. Recordé aquellos antiguos ?armatostes? de las enormes lentes de 600mm, que llevaban rosca para trípode y donde la cámara era algo que estaba colgando al final del artilugio.



Pesé de inmediato en comprarme la cámara, y estuve mirando por Internet pidiendo información y viendo algunas fotos hechas con ella.



Ya lo tengo, y como suelo hacer para familiarizarme con ella, he realizado unas 60 fotos, sometiéndola a todo tipo de pruebas, para comprobar hasta donde podía llegar, y lo que era útil y lo que no.



Me he centrado en la fotografía, ya que el tema de video no me interesa, si quisiera video tendría una cámara para eso.



Las conclusiones que he sacado han sido las siguientes:



Cámara cómoda de llevar, con buena autonomía de pilas, y cuya principal característica es su objetivo y el sistema anti-vibraciones. Ambos funcionan correctamente. Es una maravilla el saltar desde un 28 mm. que te saca de apuros cuando hay que encuadrar paisajes urbanos, por ejemplo, a los detalles que te proporciona un 504. Todo en uno. Además lleva zoom electrónico, aunque este es sólo para usarlo en determinadas ocasiones, ya que la calidad baja bastante. Si lo necesitamos, podemos aumentar hasta un tercio del recorrido que te marca en el visor.



El flash es bueno. Se puede confiar en el.



El macro aceptable, al nivel de otras cámaras para aficionados.



Respecto a los modos de fotografía, bien el automático, el manual, o los de prioridades de abertura y velocidad. Con los de escenas, hay que llevar cuidado, ahora después diré la razón.



Como podéis comprobar, hasta ahora es una cámara con buenas cualidades, se puede decir que esta en la parte de la cal, de lo positivo. Veamos ahora lo de arena, lo que no me ha gustado.



Pues no me ha gustado la calidad de las imágenes de acuerdo a los ISOS que tiene, que van de 50 a 1600, con unas propinas de 3200 y 5000. Visto así resulta impresionante, pero si hacemos pruebas, podemos comprobar que hay que tenerla en 50 o 100 ISOS para que los resultados sean buenos. Ya que cuando saltamos a los 200, se nota el granito (a mi me gusta más llamarlo así) en las partes de la sombra, aunque soportable. Si subimos, pues más. Lo de 3200 y 5000, desconozco para que están en la cámara, ya que están de sobra, aparte de la falta de calidad, están los granos, que son más bien, lentejas. Puede que a alguno le guste mortificarse retratándose a 5000 ISO. Porque hay gustos para todo. En algunas fotos, donde la luz es difusa, donde hay tonos claros y pocas sombras, se acepta mejor el subir algo los ISOS.

Hay que llevar cuidado con las fotos en los modos de escena, ya que se controlan automáticamente, y van a meter las ISOS que estén programadas. Por ello prefiero el control manual, salvo excepciones.



Para resumir: Una buena cámara, con un estupendo objetivo que te permite fotografiar casi todo, preferentemente en días luminosos, donde puedas poner los 50 o 100 ISOS. Con estabilización perfecta. Que me hace recordar los viejos tiempos de la fotografía, cuando se usaba casi todo manual, y llevaba un carrete de 100 ASA, y nos las teníamos que apañar para acertar, aunque ahora, con un 28-504 mm.

Cargando comentarios
Otras opiniones (103) sobre esta cámara