JCM JCM
5 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO24 de enero, 20074.488

Olympus E-400, el esperado equilibrio

La marca japonesa llegó algo más tarde al mundo réflex digital, pero lo hizo con pies de plomo, es decir, por la puerta grande, y sin complejos. Su sistema "4/3" es lo mejor del mercado en cuanto a racionalización de tecnología réflex digital, pues lejos de realizar adaptaciones, con mayor o menor éxito, Olympus partió totalmente de "cero"... el camino adecuado.



Su primera y mítica réflex digital, la E-1, aún está en el mercado, a pesar de los años pasados, y no se encuentra desfasada. Con mucho tacto, tendrá su sustituta no tardando mucho, al menos en su gama alta o profesional. En la gama de aficionado, aunque con capacidades plenamente profesionales, salieron la E-300, E-500, y E-330. Todas ellas han sido un ejemplo de calidad y eficacia, pero la nueva E-400 es posiblemente la más equilibrada de todas, por su tamaño compacto, ligereza de peso, buena ergonomía, y eficacia en todos los sentidos. Es más, se trata de la cámara réflex más sencilla de usar, casi como una compacta... pero sin renunciar a unas muy amplias posibilidades, las precisas para casi cualquier profesional de la fotografía.



Cuerpo plastificado, pero robusto y con buenos acabados, con todos los mandos a mano y con buen tacto, pantalla amplia y de gran calidad, rápida y precisa a nivel electrónico, visor muy luminoso, bastantes posibilidades de ampliación en cuanto al equipo disponible, precio competitivo, y una óptica de serie que sorprenderá por la calidad de imagen obtenida, muy unida a los 10 MP de resolución disponibles. Funciones manuales, automáticas, semi-automáticas, programas de tipo SCENE (19), e incluso un buen comportamiento de su flash emergente incorporado, aunque también cuenta con zapata para unidades externas dedicadas.



Aunque a 1600 ISO es apreciable el ruido en la imagen, se puede soportar perfectamente, máxime si la luz ambiente no es demasiado baja. Entre 400 y 800 ISO, esta E-400 es muy utilizable, y sus objetivos cierran todos a un máximo de F22, con la difracción de la luz muy controlada. Lo único que es algo errático es el comportamiento del balance de blancos en automático, con luces de tungsteno o similares, pero que se soluciona con el ajuste manual correspondiente. El almacenamiento de imágenes es muy rápido, en tarjetas CF (Tipo I y II), Microdrive, y XD-Picture Card. La batería de litio recargable es de buena potencia, y otorga una inmensa autonomía energética, lo cual es de agradecer en largas jornadas de trabajo con la E-400.



Por supuesto, una de las grandes virtudes del sistema "4/3" es la limpieza automática del sensor (SSWF), por ultrasonidos, elemento técnico muy rápido funcionando, y totalmente estanco, que se activa siempre que se enciende la cámara, durando el proceso un segundo, aproximadamente, casi sin enterarse el usuario de ello.



En resumen, una cámara magnífica, sumamente equilibrada en todos los sentidos, y con gran calidad de resultados, tal y como viene equipada con el kit de serie, sin tener que gastarse inicialmente ni un euro más en objetivos u otros accesorios, salvo en la tarjeta de memoria y en la funda. Bastará con tenerla en las manos, y manejarla un breve período de tiempo, para quedar seducido por esta nueva Olympus E-400.



En breve insertaré una prueba a fondo de esta cámara en el blog de mi web (http://www.juancarlosmartinmartin.com), estando ya disponible un álbum con las imágenes obtenidas en la prueba que he realizado de ella, con su óptica de serie: http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=16479

Cargando comentarios
Otras opiniones (29) sobre esta cámara