tonigas tonigas
4,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO13 de febrero, 20072.919

Mucha calidad a un precio sin competencia

Ante todo quiero dejar claro que no soy fotógrafo profesional ni por asomo. Casi diría que no me puedo considerar ni aficionado porque me veo limitado de conocimientos pero esto de la fotografía me ha enganchado de lleno.

Al grano: mi primera cámara fue una Sony P-5 compacta que iba bien para estar por casa e ir de viaje, sin quejas hasta que empezó a fallar, la segunda, una Canon IS-S1 de 3.2Mp con la que ya empecé a saber lo que era hacer fotos decentes de esas que le gustaban a todo el mundo y para colgarlas en portal de internet iba más que sobrado pero yo tenía un problema y es que hago colaboraciones con revistas del motor (concretamente off-road) y los 3.2Mp se quedaban cortos para hacer una ampliación a más de una página así como otras prestaciones cuando tenía que ir a una carrera, como un enfoque lento o susceptible de ser poco preciso.

Así que me decidí a dar el salto al reflex digital y después de mucho mirar y trastear, lo lógico y normal habría sido aportar por Canon o Nikon pero de la 350D se han dicho tantas pestes que no me fiaba. La 20D cumplía seguro con mis espectativas porque ya había visto muchos reportajes hechos con esa cámara pero acababa de salir la 30D y todo se me iba de presupuesto si le añadíamos un buen obtjetivo. De Nikon, lo mismo, la D200 me encantaba pero el precio es una columpiada.

Así que además del factor presupuesto, descubrí que Olympus acababa de sacar la E-330 con su particular sistema de limpieza de sensor, algo a lo que yo le iba a dar más que servicio si contamos que iba a ir a muchas carreras en circuitos de tierra en los que el polvo y el barro son parte indispensable de las mismas. Además, la Canon que tenía, ya disponía de una pantalla orientable con la que había hecho buenas fotografías por ser práctico y ese aspecto también me gustó, el de la pantalla orientable con la previsualización.

En su momento la E-330 era una novedad y apenas pude ver opiniones de gente que la tuviera, así que me fie de lo que se decía de la E-500, a la que consideré una prima gemela y de la que no creo recordar ninguna queja seria.

Después de casi 9 meses con ella y unos 5000 disparos (aunque en carrera se pueden tirar perfectamente 200 fotos en una tanda), debo decir que estoy muy satisfecho con la compra y que no me arrepiento, aunque ahora que la empiezo a tener un poco por la mano ya le veo sus virtudes y defectos, muchos de ellos no comentados en los análisis.

Yo compré la cámara con el 14-45 y me gasté la pasta en el 50-200 (siempre pensando en las carreras y haciendo caso del vendedor que me dijo que invirtiera en objetivos, que eso nunca se cambia y el cuerpo sí), 2.000 euros en total. Del primero (14-54) pienso que va muy bien y el segundo (50-200), que es una maravilla. Luego, encontré de segunda mano a precio de risa un 14-54 y el Flash FL-50, por lo que ya tengo un equipo de semi-profesional como Dios manda. Ahora que tengo el 14-54, valoro más el objetivo de serie porque es cierto que hay diferencias de calidad entre ambos, pero no me parecen en absoluto abismales en lo que a la calidad de imagen final se refiere. El objetivo de serie se defiende de maravilla y se puede considerar de muy buena calidad.

Destaco como cosas buenas de la E-330: la previsualización en pantalla cuando hace falta. A mi me va bien cuando se me ponen 20 tios delante en el podium, levanto los brazos, miro de lejos y disparo mientras veo los caretos del resto.

- La calidad de imagen y el colorido: yo tenía miedo de la tonalidad que imprimiría Olympus a sus fotos porque después de la Sony (que eran muy naturales) me costó habituarme a la Canon en la que me parecían excesivamente vivos, aunque una vez que me acostumbré me encantaba. Con la E-330 se queda en un punto intermedio en el que la naturalidad y la alegría van a partes iguales sin llegar a la saturación de Canon y diciendo que donde no llega la cámara (si es que se quiere) llega el Photoshop. Con Canon, las fotos quedan impresionantes de color pero tanto colorido no se ajusta a la realidad aunque a la vista resulta muy agradable.

- La batería dura una eternidad: lo normal es disparar con la pantalla apagada y ahora no lo recuerdo bien porque compré una segunda batería de recambio y siempre las cargo antes de salir pero en las primeras tandas había hecho unos 300 disparos sin despeinarme. Incluso cuando marca batería, se pueden hacer varias decenas de fotos hasta que se agota totalmente.

- La ergonomía y los menús también me parecen fáciles e intuitivos de usar, con todos los parámetros que quieras configurables a tu gusto.

- La limpieza del sensor, sin comentarios, una maravilla a la que tengo que ponerle un pero muy grande que no entiendo. Yo dejo la cámara en modo de ahorro de batería para que se apague después de un minuto sin usarla y no entiendo que al volver a accionar el botón de disparao para sacar una foto, el sistema se acciona de nuevo, haciéndome perder unos segundos preciosos en los que se me puede escapar una instantánea. Lo mismo ocurre cuando no cambias el objetivo, que si la apago y la enciendo al minuto, se vuelve a activar el sistema de limpieza, es decir, que si la apago 20 veces en media hora y la enciendo 20 veces, pues 20 veces que se activa el sistema de limpieza. En el menú no se puede cambiar de ninguna de las maneras y encuentro que es un fallo garrafal. Si por mi fuera, lo dejaría configurado para que se limpie al apagar la cámara pero no es posible.

- El sistema de autoenfoque de 3 puntos: creo que ya se ha dicho todo, va bien y es preciso pero se echan en falta más puntos. A mi me salen bien un 90% de las fotos en movimiento.

- La pantalla de cristal orientable: una chulada que está demasiado expuesta a cualquier golpe y de la que incompresiblemente no existe ningún tipo de protector de plástico que pueda añadir.

- El flash integrado es cierto que saca la sombra del parasol del objetivo corto, otro fallo.

- De que la cámara hace mucho ruido a ISOS altas, ni caso. Aún no entiendo para qué se necesita disparar a ISO 150.000 cuando lo normal es no pasar de 100 o 200.

- Y lo peor de todo (para mi) es la rueda de ajuste tras el disparador. Yo subo y bajo constantemente la cámara porque en numerosas ocasiones me toca hacerle reportajes a vehículos y tengo que ponerlos en el sitio que quiero o simplemente descanso cuando no creo que vaya a sacar una buena foto en carrera. Pues bien, al subir y bajar la cámara, me pasa en demasiadas ocasiones que se gira la rueda de ajuste involuntariamente y por tanto, se cambia el parámetro para el que la tenía ajustada, normalmente lo llevo en velocidad de disparo, lo que me ha hecho perder infinidad de fotos en acción por no darme cuenta del tema.

En definitiva, podrías pensar que no estoy contento con la cámara pero es que la cámara va de p.m., lo que quizás no era la más idónea para lo que yo la necesitaba, porque en fotos de retrato, paisajes, etc, tengo que quitarme el sombrero. Incluso con mis fotos de acción, los compañeros de fatigas llevan equipos profesionales de entre 20 y 30.000 euros, así que cuando llego a casa y veo las fotos que yo he hecho con sólo 2.000 euros y sin ser profesional, evidentemente no puedo quejarme e incluso ahora hago fotos que nunca antes había soñado y se estan publicando en las revistas sin ningún complejo. También soy consciente de que no hago mejores fotos porque mis conocimientos a la hora de poner la cámara a punto son limitados, algo que ya he dicho antes y seguro que se me escapan buenas instantáneas por no saber más, pero ya llegará.

Ya he dicho que no soy fotógrafo pero desde que la tengo, los amiguetes me llaman para hacer reportajes de sus hijos, etc, lo que representa un orgullo para mi porque la fotografía es apasionante.

Cualquiera que quiera comprar esta cámara, adelante, que no va a salir defraudado en absoluto y como he dicho antes, donde no llega la cámara (o si se quiere ir más lejos) con el Photoshop se hacen maravillas.

El que tenga dudas, que se dé una vuelta por páginas como www.myfourthirds.com o www.flickr.com y verá que con el material de Olympus se hacen verdaderas maravillas.

Creo que la gente no sabe valorar la cámara que ofrece Olympus y con el precio que está ahora con los dos objetivos, no hay mucho que pensar. Si delante de la nomenclatura de E-330 pusiera Canon o Nikon, otro gallo cantaría (y el precio también sería otro cantar).



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (52) sobre esta cámara