Juan Juan
2,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO20 de septiembre, 20044.409

Defectos de la Coolpix 2100

Tiene demasiados modos preprogramados de escena diferentes, y es un lío aclararse con tantas opciones superfluas. Como dato significativo, el manual en español tiene más de 90 páginas (!).

La gran mayoría de estas funciones quedan solucionadas si ponemos la cámara en modo automático y la cámara saldrá airosa en prácticamente todas las fotos que hagamos.

En las fotos tomadas con luz diurna el color tiende a acentuar un poco los tonos ocres o anaranjados, parece como si todas las fotos de exteriores hubiesen sido tomadas cuando el sol empieza a ponerse al atardecer, creando una falsa sensación de calidez del color.

La primera consecuencia de que tenga tantas opciones de manejo, es que perdemos mucho tiempo buscando en la pantalla los ajustes que queremos usar, con el consiguiente desgaste adicional de las pilas... y la duración de las pilas no es precisamente una de las virtudes de esta cámara.

El flash es poco efectivo a más de dos metros.

El visor óptico para hacer las fotos con la pantalla LCD apagada es minúsculo.

Cuando aparece el indicador de baterías bajas, en un par de fotos la cámara se queda sin energía. Realmente avisa cuando se han agotado, no cuando queda poca carga.

El reducido peso y tamaño de la cámara y su especial diseño ergonómico, facilitan que al disparar se mueva ligeramente y algunas fotos quedan movidas.

La funda que viene con la cámara, es demasiado estrecha y es muy fácil que al meter la cámara se enganche accidentalmente la palanca de encendido, con el consiguiente riesgo de que el objetivo se estropee al intentar salir. Pero no nos equivoquemos, no es un problema de la funda, es un problema de diseño del botón de encendido, que está en un sitio inadecuado y es muy fácil de enganchar al enfundar la cámara. Cambiando de funda, podemos reducir el problema, pero no eliminarlo del todo, hay que tener mucho cuidado al enfundarla. En el modelo Coolpix 2200 ya se ha corregido este defecto y se ha cambiado de sitio el botón de encendido.

En modo cine, si quieres resolución sólo tienes 7 segundos de imagen en movimiento, sea cual sea la capacidad de memoria de la tarjeta que tengas, lo cual limita mucho para hacer una toma un poco más larga.

Si apagamos la pantalla LCD para ahorrar energía entre foto y foto, al querer encenderla de nuevo tarda varios segundos en aparecer la imagen. Esto puede confundirse con un mal apriete del botón de función de pantalla y al apretar varias veces la apagamos de nuevo sin querer.



La cámara en general está bien por los 169 ? que cuesta actualmente en casi todos las tiendas, no se puede pedir mucho más por este precio. Le sobran algunas cosas y le faltan otras. Los extras incluidos se agradecen (funda, cargador y 2 pilas recargables), pero por un precio parecido e incluso inferior, en el mercado hay otras cámaras "de marca" de 2 megapixeles que aunque no tengan tantas opciones de manejo, sacan fotos de mejor calidad con unos colores más naturales, que es lo que realmente importa en una cámara de fotos.



La frontera entre las cámaras del segmento más bajo que hasta hace poco estaban en los 1.3 ó 1.5 megapíxeles. Ahora mismo está en los 2 megapixeles, pero la tendencia se ve claramente que en menos de un año esta frontera estará en los 3 megapixeles, por lo que las cámaras "de marca" de 2 megapíxeles como las Coolpix tenderán a desaparecer, a favor de las de 3 megapíxeles. Las cámaras de marcas de segunda fila de 2 megapixeles cuestan poco más de 100 ? y tienen una calidad aceptable. Con los ordenadores pasa lo mismo, ya es casi imposible encontrar un ordenador con un procesador inferior a los 1800 Mhz.

Cargando comentarios
Otras opiniones (165) sobre esta cámara