Carlos Carlos
4,2 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO12 de agosto, 20134.346

Compacta de Lujo a precio de Réflex de gama media

He tenido dos compactas de esta gama de Leica, la D lux-3 y la D-lux 4, que me han dado bastantes satisfacciones, por lo que decidí actualizarme a la nueva D-lux 6.

El nuevo modelo aporta algunas mejoras interesantes frente a la D-lux 4, como son un mayor rango focal, un objetivo muy rápido, video en Full HD, un LCD con mayor resolución, que se ve de maravilla, un enfoque algo más preciso y alguna chorradilla que sin ser imprescindible, se agradace ( HDR, etc)

Estéticamente, casi no se diferencia de sus predecesoras: aspecto sobrio y "germánico", sin concesiones. Y eso siempre ha sido un problema en estos modelos, ya que se hace dífícil agarrar bien el cuerpo, al no tener ningún tipo de empuñadura ni resalte donde afianzar los dedos, con el consiguiente peligro de dejar caer la cámara ( conozco algunos casos). Eso obliga a adquirir el grip de leica ( un simple trozo de aluminio mecanizado y anodizado, que mejora mucho el agarre e incluso la estética de la máquina, pero que es necesario desmontar para sacar la batería o la tarjeta de memoria, y encima es muy caro).

Esta vez me he adquirido el visor electrónico correspondiente ( eso sí, el Panasonic, ya que el Leica es insultantemente caro). El uso de EVF supone una mejora muy imporante en el uso de esta cámara. Su calidad es extraordinaria y permite tomar fotografías "viendo lo que hacemos" en cualquier circunstancia de luz. Además, si estás acostumbrado a la réflex, el gesto de echar la cámara a la cara resulta mucho más natural que mirar el LCD para encuadrar/enfocar.

En cuanto a la calidad de imagen, tanto en foto como en vídeo, correcta, tal como se puede esperar de un modelo de esta gama. Las fotos son nítidas, con pocas aberraciones y con unos colores bastante reales. Los vídeos, para su uso como aficionado, satisfactorios ( el sonido, un poco justo, pero no se puede pedir más sin un micro externo).

Es una pena que el sensor siga siendo del mismo tamaño, ya que el rango dinámico y los ISOS altos siguen siendo los propios de una compacta de sensor "relativamente grande", pero no se acercan a las micro cuatro tercios. Sí he notado una mejora en los Isos con respecto a la D-lux4. Hasta 800 iso, el ruido es contenido y las fotos perfectamente aprovechables.

El manejo (sobre todo con el grip y EVF) es agradable, los menús intuítivos y claros y los resultados bastante buenos. Eso sí, hay que tener en cuenta que, adquiriendo máquina, grip y visor, estamos haciendo una inversión de 1000 euros, que es mucho dinero. Por ese dinero pueden encontrarse modelos con mejores prestaciones e incluso réflex de gama media con una óptica de kit.

¿merece la pena comprar esta cámara? Pues relativamente. Depende de tus necesidades, experiencias anteriores, disponibilidad económica, etc. Por bastante menos dinero puedes hacerte con la Panasonic equivalente ( Lumix LX7), que, por mucho que diga Leica, es exactamente la misma máquina que la D-Lux 6.

¿por qué pagar más por la Leica? Yo he comprado la Leica en vez de la Panasonic, a pesar de su sobreprecio, porque:

1º es una cámara con "estilo", "un objeto bello" que me atrae mucho más que la Panasonic.

2º Leica incluye en la compra un software que me interesaba, el Adobe Lightroom 4, y que hubiera adquirido de cualquier manera, y su coste ronda los 100 euros.

3º el hecho de que en la máquina aparezca el punto rojo de Leica en vez del logo de Panasonic hace que, en el futuro, cuando tenga que venderla para renovar equipo, su valor se habrá mantenido bastante más que en sus hermanas, cosa que he podido comprobar con la venta de los anteriores modelos, en los que he recuperado una cantidad apreciable de dinero a pesar de ser ya objetos técnicamente superados y amortizados.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar