JCM JCM
3,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO28 de diciembre, 20063.692

Kodak V705, el experimento continua

La marca norteamericana comenzó su saga de compactas de alto diseño con las V530 y V550, para seguir con la V570 (doble objetivo, uno fijo gran angular y otro zoom), después presentar ahora la V610 (doble objetivo zoom), y ahora la V705, esta última con la misma filosofía de la primera "dos ojos". Habría que preguntarse si colocar dos objetivos del tipo "periscopio" supone alguna ventaja con respecto a uno único con esa misma gama focal total. Salvo por lograr un cuerpo muy fino, no tiene mucha lógica, máxime cuando entre ambas ópticas existe un salto notorio. El primero es de focal fija de 23 mm (F2,8), mientras que el segundo es un zoom de 39-117 mm (F3,9-F4,4), ambas firmadas por la prestigiosa firma Schneider. Kodak siempre intenta buscar un buen equilibrio entre costes y PVP de sus productos, lo que hace que si tiene muchas virtudes en varios aspectos, en otros se quede un poco corta... nunca existen los milagros.



Es una máquina rápida en cuanto al encendido/apagado y enfoque AF, pero no en lo relativo a la grabación de la imagen que, aunque a máxima resolución da 7 MP, tiene un ratio de compresión muy elevado (normalmente los ficheros están por debajo de 1 MB de tamaño). La construcción es buena, con unos acabados correctos, pero los mandos son algo duros de accionar. La pantalla es de 2,5" y 230 Kp de resolución, muy buena la imagen que permite visualizar tras sacarla, pues mientras se encuadra parece peor. Todo es automático en la V705, aunque con ajustes en las funciones más importantes, pero algunas imposibles de memorizar, como es el dejar el enfoque AF en su posición central. Cada vez que se enciende la cámara vuelve a la posición estándar multipunto, que no es la ideal por precisión.



Las ópticas de tipo "periscopio" tienen sus ventajas, pero también dos inconvenientes significativos: falta de "garra" en la nitidez, y una menor luminosidad. La V705 no es una excepción en este sentido, y la luminosidad se queda en un F3.9/F4.4 (F2,8 en 23 mm fijo) que, sumado a la ausencia de un estabilizador de imagen, propicia tener sumo cuidado al usarla con condiciones bajas de luminosidad, máxime con focales largas.



La calidad de imagen obtenida con la V705 es bastante correcta, mejorable en cuanto a esa "garra" en la nitidez, pero con buen control de blancos, y una gama tonal muy natural. Un problema realmente grave es el ruido en la imagen, apreciable ya a 200 ISO, e insostenible entre 400 y 1000 ISO, siendo un tema que la marca debería corregir a la mayor brevedad posible. La autonomía energética también es adecuada, a pesar de contar sólo con 720 mAh de capacidad. Las funciones multimedia son las habituales, con grabación de vídeo de buena calidad y velocidad (640x480 píxeles, a 30 fps), y además de contar con sonido. Dispone de 32 MB de memoria interna, y una ranura para tarjetas externas SD o MMC, las más estándar del mercado.



La Kodak V705 es una cámara seductora de diseño, funciona bien en términos general -aunque con puntos mejorables, sobre todo en el control del ruido en la imagen-, y su calidad de imagen no suele defraudar. Quien desee ver las imágenes sacadas durante esta prueba, en poco más de una hora, en mi web (www.juancarlosmartinmartin.com), puede acceder al enlace directo (pinchar en cada imagen para ampliarlas a 400x300 píxeles): http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=16368



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (7) sobre esta cámara