JCM JCM
4,2 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO6 de diciembre, 20075.560

Una de cal, y otra de arena

La Fujifilm FinePix F50fd es una cámara de contrastes. Por una parte, dispone de una buena óptica y su magnífico sensor Super CCD HR VII, junto con posibilidades manuales y automáticas, estabilización doble de imagen (electromecánica en el CCD, y digital sobre el ISO), pantalla amplia y de calidad, y una buena autonomía energética, además de un robusto cuerpo mayoritariamente metálico. No obstante, el anuncio de que la sensibilidad ISO puede llegar a los 6400 ISO (a 3 MP de resolución total, en lugar de los 12 MP nominales), es una cortina de humo, como sucede en la mayoría de las nuevas cámaras digitales. Con sensores pequeños, ante todo, y resoluciones elevadas, el ruido en la imagen se manifiesta inequívocamente por encima de los 400 ISO, de una manera apreciable, aunque aún discreta. A 800 ISO es utilizable la imagen, pero este efecto es ya notable, y por encima de este valor, la fotografía queda inutilizada por el marcado ruido y pérdida de nitidez.



Si la "Guerra de los megapíxeles", y después la "Guerra del súper zoom", sacudió el mundo digital, ahora tenemos las "Guerra de las altas sensibilidades", aunque en esta ocasión, los fabricantes la tienen perdida por ahora. Poner publicitariamente que una cámara llega a los 1600 ISO, los 3200 ISO, los 6400 ISO, o valores superiores, es pura estrategia de marketing publicitario, pero en la realidad... sirve de bien poco en la práctica. Algunas marcas logran menos ruido que otras a valores de 800 ISO, o ligeramente por encima de esta cifra, pero es a costa de procesar la imagen a nivel de software interno de la cámara, lo que hace que la fotografía quede emplastecida, con una total falta de naturalidad.



Hay que ser realista, y darse cuenta que en el actual mundo digital, con sensores pequeños y mucha resolución -al menos con la tecnología que impera en estos momentos-, las sensibilidades quedan limitadas a un 400/800 ISO, que no está mal, y que son valores totalmente realistas. Considerando esta "verdad", todos tan contentos... publicitar otras sensibilidades más elevadas, es entrar en el mundo de la fantasía, al menos por ahora.



Esta nueva F50fd, con esta salvedad, es una cámara de buen rendimiento, con magnífica calidad de imagen en todos los sentidos, tanto por nitidez, como por tonalidad, como también se aprecia una gran precisión telemétrica (algo lento el enfoque AF a veces) y fotométrica, sobre todo si se ajustan estos dos parámetros en el modo "Puntual". Otra virtud de las nuevas cámaras de Fujifilm, es el poder usar las tarjetas de memoria SD o SDHC en la misma ranura que su XD-Picture Card. parece que la marca se ha dado cuenta de que la XD no ha triunfado (y seguramente no lo haga nunca, por diversos temas técnicos), y se ha montado en el carro ganador de la SD-SDHC, la mejor del mundo multimedia.



La F50fd no defraudará a quienes se la compren, por su buena calidad global, incluida la imagen obtenida, aunque nos menús de ajuste sean un poco anárquicos, pero a todo se acostumbra uno. Por cierto, la autonomía energética es bastante buena, teniendo en cuenta que la batería recargable de litio es de sólo 1000 mAh de potencia.



Quien desee ver imágenes sacadas durante la prueba de esta cámara, puede entrar en mi web (http://www.juancarlosmartinmartin.com) o directamente en el enlace directo de este trabajo: http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=17958



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (21) sobre esta cámara