JCM JCM
3,8 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO26 de septiembre, 20065.037

Elegante discreción

La marca japonesa nos presentó en el mes de julio uno de sus últimos modelos compactos, como siempre rodeado de una elegante discreción, en un cuerpo metálico de impecable acabado. Todo en ella es suavidad y buenos modales, como si fuera una colegiala modélica. La pantalla LCD de color es de 2,5", pero sólo cuenta con 153 KP de resolución, algo escasos para lo que hoy en día nos encontramos en cámaras digitales de noble apellido, aunque se ve bastante bien la escena a capturar, incluso con fuertes luces ambientales. Los mandos no son abundantes, pero si los precisos, y con buen tacto.



A nivel técnico, el SuperCCD de Fujifilm se nota, y los 6 MP de 1/1,7" (buena relación resolución/tamaño) se asocian a una óptica de magnífica calidad, un zoom 3x (36-108 mm), junto con una electrónica bien parametrizada, totalmente automática, pero que permite realizar los ajustes complementarios precisos. El botón especial "F" da acceso a los ajustes más necesarios, salvo uno: la compensación EV. Es un fallo casi imperdonable, pues obliga a entrar en los menús de la cámara, con la consiguiente pérdida de tiempo para realizarlo, y después de dejarlo todo como estaba. Se aprecia este problema, pues la F20 necesita ajustar el EV con frecuencia para lograr una exposición perfecta en cualquier situación en la que las luces presentan diferencias significativas.



La telemetría es rápida y eficiente, encomendada en exclusiva a un sistema automático, con macro desde 5 cm reales, y la ayuda de una lámpara complementaria cuando la iluminación es baja, aunque sólo sirve para cortas o medias distancias, lo habitual en estos casos.



Un tema importante en esta cámara es su buen tratamiento de la imagen a altas sensibilidades, en esto la fotografía digital está avanzando en general bastante bien, pues incluso a 1600 ISO el ruido en la imagen es totalmente tolerable, e incluso inapreciable con luces homogéneas. Esto permite que el sistema estabilizador de imagen de este modelo se base en el control inteligente con altas sensibilidades, con un botón externo en la cámara, y que puede dejarse activado con bastante frecuencia.



En cuanto al tema multimedia, graba vídeos de 640x480 píxeles, a 30 fps, y con sonido. Las fotografías se pueden registrar en formato JPEG sólo (4:3 o 3:2) con 10 MB de memoria interna, y ranura... para XD-Picture Card, por desgracia. Es una buena tarjeta de memoria, pero con varios inconvenientes, algunos de los cuales afecta al bolsillo del posible comprador: mucho más cara que las SD o MMC (las más estandarizadas), raras de encontrar, exclusivas de Fujifilm y Olympus, y no llevan el micro controlador incorporado (posibles incompatibilidades incluso con cámaras de estas dos marcas, cuando se traten de modelos con edades bien diferenciadas).



El flash tiene tendencia a "quemar" un poco las imágenes a distancias cortas, por lo que requiere realizar algún ajuste del EV para evitarlo en estos casos. La batería recargable de litio tiene buena autonomía energética, aunque se utilice profusamente la pantalla LCD de color, lo cual es siempre de agradecer.



En resumen, una buena cámara compacta, con sus calificaciones casi notables, aunque también con sus "pecados veniales" ya enumerados, y que sería muy recomendable por la calidad de las imágenes que permite capturar si llevara tarjetas de memoria SD o MMC, principalmente.



Quien desee ver las imágenes que he sacado mientras realizaba la prueba de esta cámara, puede entrar en mi web (www.juancarlosmartinmartin.com), y concretamente en el enlace directo al mismo: http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=15678



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (17) sobre esta cámara