JCM JCM
4,8 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO19 de octubre, 20063.536

Casio Exilim Z1000, la compacta atómica

El invento "Exilim" por parte de Casio parece no tener fin. Acabo de realizar una prueba comparativa de tres cámaras compactas de 10 MP de resolución, entre ellas la Casio Exilim Z1000, y puedo asegurar que el concepto Exilim sigue pleno de vigor, siendo de lo mejor en el mercado en este sentido. Un CCD de 10 MP con el tamaño de uno de 7 a 8 MP no se nota apreciablemente en el resultado de las imágenes, pareciendo casi idénticos. Donde se aprecia, como es evidente, es a la hora de editar la imagen en el ordenador, pues permite mayores alegrías a la hora de estirar la imagen.



El robusto cuerpo de acero inoxidable, nada de aluminio ni plástico, está perfectamente acabado, dando un toque de elegancia realmente sutil y fashion. Todos los mandos están perfectamente integrados en él, en el lugar adecuado, y con un tacto dulce y eficaz. El nuevo sistema de ajustes de la Z1000 hace olvidarse de los modos manuales de una cámara fotográfica, pues todo está a mano de forma inmediata, intuitiva, y muy fácil de accionar. La gran pantalla LCD de color permite controlar magníficamente cualquier escena, con amplia información de las tomas. La rapidez de funcionamiento es un denominador común de todas las Exilim, y la Z1000 no iba a ser menos... rápida, muy suave, y sumamente silenciosa.



Las funciones multimedia son las habituales, potenciadas desde hace tiempo por Casio. El almacenamiento se encomienda a una pequeña memoria interna, y una ranura para tarjetas SD o MMC, las más estándar del mercado, además de tener hoy en día precios muy razonables. La batería pertenece a la gama de alta capacidad, otorgando a la cámara una amplia autonomía de trabajo con ella.



No todo es perfecto en esta vida, pero los pecados de la Z1000 no son graves. Existe una ligera desviación tonal en el control automático del control de los blancos, cuando las luces son muy críticas, y solucionable con los modos manuales existentes para este cometido. Respecto al control del ruido en la imagen, a 400 ISO es patente (aunque no desagradable), pero a 800 ISO ya es realmente notable. Esta elevada sensibilidad es un extra que se activa sólo cuando se utiliza el estabilizador de imagen, y con bajas luces.



En resumen, una cámara muy recomendable, quizás una pequeña compacta atómica por sus grandes posibilidades en un cuerpo de unas dimensiones tan reducidas, con un manejo "apto para todos los públicos", tanto aficionados, como profesionales a la fotografía, a los cuales difícilmente defraudará en base a su diseño, uso, y resultados, francamente buenos.



Quien desee ver imágenes sacadas con esta cámara, puede visitar mi web personal (www.juancarlosmartinmartin.com), y concretamente el álbum dedicado a esta nueva Z1000: http://www.1001fotos.com/jcm/album.asp?album=15862

Cargando comentarios
Otras opiniones (20) sobre esta cámara