Xesús A.Vázquez Xesús A.Vázquez
4,2 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO12 de julio, 20074.204

Prueba a fondo la Exilim V7. Análisis después de 1 mes

Después de un mes de uso, puedo comentar con más detalle mi experiencia con la V7.



Vengo de una olympus de 2 megas, que cambié el año pasado por una Fuji s5600, que me ha dado muchas satisfacciones. Por querer cambiar a algo más pequeño, sin perder prestaciones y manejo manual, fui viendo cámaras similares. Al final, mi decisión estuvo entre una Ricoh R6 (que me echó para atrás, por sus comentarios sobre lo frágil que es y los problemas con el zoom óptico de anteriores versiones) y la Casio V7, donde pude encontrar opiniones de lo más variado.



En muchas páginas comentan las cámaras de forma bastante creíble, pero me resultaba desconcertante que mucha gente la pusiera por las nubes y otra gente, afirmase que no valía para nada. Por ello, me decidí a preguntar a JCM (Juan Carlos Martín), un magnífico profesional y una gran persona, cuál era su opinión sincera sobre esta cámara. Desde luego, acertó, es magnífica, teniendo en cuenta el tamaño y tecnología de la óptica.



Iré valorando, punto por punto, qué me ha parecido esta Casio:



Imagen: Bien, pero con matices. Muy buen color, fácilmente personalizable antes de sacar la foto (puedes cambiar el contraste, saturación y nitidez), como después (variando incluso el balance de blancos o el propio rango dinámico).



Las fotos son mucho más vivas que en mi anterior Fuji s5600, pero no tienen la misma "nitidez". Se ven bien, pero donde deberían aparecer píxeles, al aumentar se ve "ligeramente" borroso. El Iso 64 de la cámara es muy bueno, con suficiente luz, saca unas fotos comparables a la Fuji, pero en interiores, el iso 200 es lo mínimo que debes usar.



Ergonomía: Sorprendete. La cámara es algo más pesada de lo que podrías imaginar, viendo lo que mide (poco más que un paquete de tabaco). Se nota el acabado metálico y da una sensación de solidez muy tranquilizadora. La pestaña deslizante es de plástico, pero no da la impresión de que vaya a romperse pronto, ni mucho menos. Basta probarla para hacerse una idea de a que me refiero.



Los botones son fáciles de accionar, muy suaves y hacen que usarla sea un placer. Quizás el botón de cambiar entre el modo de foto y visualización, se me hace algo lento, pero debe ser una impresión mía.



Que la cámara sea redondeada por las esquinas, la hace más fácil de agarrar. Lástima que el flash esté tan cerca del objetivo y en la esquina. Es fácil taparlo con los dedos y además, salen muchas fotos de retratos con los ojos rojos (el gran fallo de la cámara).



Prestaciones: Muy rápida, con un modo de ráfaga realmente bueno. Enfoca con precisión, siempre que uses la medición "al centro" y no la multipunto (tiende a enfocar al fondo y no al objeto). La función de "seguimiento" no va mal, pero le falta mejorar. Si es útil para enfocar objetos rápidos (pájaros, niños corriendo, etc), ya que la foto sale bastante bien enfocada y simplifica mucho algunas tomas.



Es un detalle muy bueno que pueda sacar 3 fotos seguidas con flash. No tienen todas las misma intensidad, pero tarda muy poco en estar operativa,algo que no es usual en este tipo de cámaras. Entre una foto y otra, son apenas 2 segundos (cronometrado). Existen 2 tipos de flash (normal y suave, menos intenso), además de los habituales (automático, ojos rojos, activado forzoso). Puede regularse en intensidad, todo un detalle.



El zoom es relativamente rápido (no como he leído en algunas reviews) y permite ajustar "casi al milímetro" las tomas. No enfoca "a pasos", como sí hacen otras cámaras. Para mi, es un acierto el situar el zoom en vertical, ya que puedes acercarte suavemente o más rápido, según cómo muevas la palanca del zoom. Nunca me han gustado las palancas de zoom que están junto al disparador. Son poco precisas y un incordio para encontrar el punto justo.



El modo antivibración que uso, es sólo el de posicionamiento del sensor CCD. Al principio, asusta que emita un zumbido y que la cámara vibre, pero es el funcionamiento normal y no perjudica las fotos. Con luz, apenas es necesario (la cámara es rápida y enfoca bastante bien), pero con menos luz o en sombras y usando isos bajos (64-100), se hace necesario.



El problema del objetivo (el único, realmente), es que es poco luminoso, lo que añadido a un flash muy corto en potencia, hace que las fotos en interiores sean oscuras (necesita un iso 200, no más, para no perder detalle). Por lo demás, se agradece el contar con una máquina discreta, que no hace prácticamente ruido, sin un zoom que sobresalga y que evita todos los problemas habituales (entrada de polvo dentro de la cámara, encenderla sin querer y que la óptica se dañe, etc).



Una de las características que más me han gustado ha sido la poder usar más zoom, si bajas la resolución. En principio, los resultados son prácticamente los mismos que si usamos el zoom óptico, es decir, no es equivalente al zoom digital (que llevo desactivado, por no ser realmente útil). De este modo, tienes la siguiente tabla:



7 mpx: 7 aumentos

5 mpx: 8,4 aumentos

3 mpx: 10 aumentos

2 mpx: 13 aumentos

640kb (cámara web): 33,2 aumentos



Las fotos, con 3 megapíxeles, son perfectamente válidas. Existen 3 niveles: económico, normal y fino (que viene a ocupar el doble de espacio que el "normal"). Las fotos no ocupan lo mismo, unas se comprimen más y otras menos.



Buscar fotos es una gozada. Pueden añadirse comentarios de voz, se clasifican en un calendario y avanzas a una velocidad de 6-7 fotos por segundo. No es como en otras cámaras que he tenido. Además, si estás viendo una foto y apagas la cámara, al volver al modo de visualización, continúas donde lo dejaste. Un detalle.



La única opción que no he encontrado (y que tampoco tiene gran importancia para mi), es la de que las fotos se giren automáticamente (si las sacas en vertical). Es un poco "tontería", porque se ven más pequeñas y no tengo problema en girar la cámara, pero... quizás debería hacerlo sola. Cuestión de ver más a fondo el manual (lo vi antes de comprar la cámara, para acabar de decidirme).



Otro detalle muy bueno es que, usando el modo manual (manual, pero con sus limitaciones, dado que la apertura es "limitada", sólo 3 valores), si usas un tiempo de exposición corto, te avisa. Si es demasiado largo, también advierte de la sobreexposición y pone una muestra de cómo quedaría la foto. Muy fiable.



El enfoca manual es sencillo, pero muy efectivo, aparece un cuadro, donde puedes elegir el enfoque, usando los botones de control. Es fácil de usar y "a prueba de niños". Una gozada.



El balance de blancos es adecuado y como no, personalizable. La cámara, en sí misma, está francamente bien, quitando el detalle del flash, los ojos rojos y esa pequeña falta de nitidez en algunas fotos, que "afean" algunos detalles (viniendo de una compacta super zoom, uno está mal acostumbrado, como quien dice). Lo mejor, sin duda, el video:



Calidad Ultra HQ: 44 megas por minuto. No es tanto como parece. En 2 gigas, vienen a ser unos 45 minutos, con una calidad bárbara. Grabando así, la cámara apenas se calienta (depende del número de objetos a enfocar y de si usas mucho el zoom) y puedes grabar más o menos una hora, claro está, en tomas de 10 minutos máximo.



Calidad HQ: 22 megas por minuto. Muy buena con buena luz, aceptable en interiores. Mucho mejor que cualquier cámara que haya visto. Se ve casi lo mismo que lo que tú percibes, con la ventaja de que el sonido es estereo.



Los demás modos, Normal y LP, los descarto, porque ocupan aproximadamente la mitad (11 megas minuto y 6 megas minuto), pero la calidad no es, ni de lejos, la misma. Los videos son tipo divx (mpeg4, codec. h264, lo último ahora mismo) y se graban en extensión .mov (quicktime).



La propia cámara puede editar el vídeo, marcando de un punto a otro, del principio hasta un punto, o de un punto al final. Es fácil de usar y muy efectivo. Puedes usar el zoom óptico mientras grabas (no se oye), con un máximo de 7 aumentos. Durante la reproducción, es posible ampliar una parte mientras ves el video (otro detalle interesante). La pena es que el avance es algo rápido y no muy preciso (sólo aceptable).



El altavoz que trae la cámara es muy sencillo y apenas se oye, salvo que vayas a un concierto. Ten en cuenta que no hay toma de ningún tipo, sólo la base, con una extraña toma tipo usb, pensada para conectarse en la base. Ésta sirve tanto para ver las fotos, como para recargarla (en sólo 2 horas).



Los menús me han parecido muy buenos. En sólo 3 apartados, tienes concentrado todo lo importante. No he echado nada en falta, hay opciones realmente interesantes como la de presentar las fotos con efectos y música, junto con la opción, cada vez más habitual, de poner tus fotos como imágenes de inicio, cuando enciendes la cámara.



Pantalla: amplia, luminosa, algo justa durante el día, pero con opciones de ajuste automático, para que la luz cambie según las condiciones de iluminación. No es panorámica (una pena, ya que la cámara soporta modos de 640x480 y también de 848x480). El brillo y contraste pueden regularse, pero en general, muy bien. Protegida con un marco de cristal, que aunque deja huellas de dedos, se limpia fácilmente.



Si la inclinas, puedes ver cinco "focos" de luz, en la parte inferior. No resulta molesto, pero no he visto ese detalle en otras cámaras. Al principio, sorprende. Tiene 230.000 píxeles de resolución y un tamaño real de 2,5 pulgadas. Es agradable poder usar el zoom hasta 8x, al ver las fotografías y comprobar la nitidez de la cámara. Veo las fotos prácticamente igual que en mi monitor Tft.





Autonomía: Francamente buena. Con luz y sin flash, usando poco el zoom, he llegado a sacar 760 fotos en una misma tarde. Usando el modo de ráfaga, es fácil llegar a ellas (casi 2 fotos por segundo, más o menos). Luego eliges las que más te gusten y borras el resto. Usando el flash, la cosa se queda en algo menos de 300. Considerando la poca potencia del mismo y la buena gestión energética, no es un problema.



La cámara tiene una luz de apoyo al autofocus, que tanto vale para enfocar a oscuras, como para iluminar tus videos en condiciones de poca luz (más o menos, la misma potencia que la linterna de un teléfono móvil), pero aún así es un detalle que se agradece.



La batería es diferente a la de otras cámaras exilim, con menos potencia, pero con una duración muy parecida. Usando las memorias de la cámara, puedes dejar grabados algunos parámetros, como el zoom, de modo que cuando apagas la cámara y la vuelves a encender, se queda en el mismo punto en que estaba cuando la apagaste. A la hora de grabar videos de conciertos, es un detalle (se queda en el mismo punto de zoom).



En general, estoy bastante satisfecho con la cámara. Es pequeña (comparada con la otra, sobre todo) y muchas veces, tengo que pararme a pensar dónde la he dejado, puesto que la funda que encontré para ella, al ser oscura, hace que no destaque sobre la mesa.



El software incluído por Casio es bastante sencillo, sin grandes novedades. La típica aplicación para sacar fotos (yo prefiero cortar y pegar, francamente) y poco más. El manual rápido está bien, no necesitas mucho más para aprender a usar la cámara y el electrónico, con 276 páginas (más o menos), sí es completo.



Algo realmente bueno de la cámara, son los modos Best-Shot. Inexplicablemente, falta un modo, el de "couple shot", donde sacas una foto a tu pareja y luego ella a ti. La cámara las une y parece que te la haya sacado una tercera persona. Ése no lo tiene y no entiendo porqué. En total, son unos 33 modos, entre los de video y fotografía. Están bien, pero lo mejor de todo, es poder memorizar TUS modos. Es algo en lo que no había caído, ya que en vez de permitirte grabar 4 modos (con tus valores ISO, disparo rápido, etc), tiene, en teoría, hasta 999.



En una página web, leí la crítica de un paisano, que usaba los modos personalizados de la siguiente forma. Sacaba una foto a una cartulina con el nombre descriptivo del modo y luego, sólo tenía que elegir ese modo, en lugar de una foto que no siempre lo dice todo. Alababa mucho esta posibilidad, porque otras cámaras de corte profesional sólo permitían 4 memorias y las Casio, por bastante menos, tenían hasta 999 memorias. Algo que le parecía increíble. Desde luego, para no tener que ir cambiando opciones en menús, lo veo muy cómodo.



Hay dos cosas más, que no quería olvidarme de comentar:



-Una, que los botones de izquierda y derecha, pueden personalizarse para cambiar rápidamente ciertos valores. Lo tengo en modo ISO (a la izquierda, menos iso, a la derecha, más valor). También puedes jugar con los modos de disparo (ráfaga, continuo, con flash) o el balance de blancos. Algo realmente cómodo.



-Dos, algunos modos de vídeo "Best-Shot" permiten grabar hasta 5 segundos de video, antes de que pulses el botón. Así nunca te pierdes los mejores momentos. Es increíble que hayan hecho algo tan ingenioso. No conozco otras marcas que tengan algo similar. Usando el buffer interno de la cámara (11 megas), puede hacerse. Bravo por Casio.



La verdad es que la página web apabulla con la cantida de información que ofrece. Algunas tomas son un tanto "exageradas" (no todo es tan perfecto, ni tan preciso, ni tan .... mágico), pero en general, cumplen muy bien.



Me alegro mucho de haber comprado esta cámara y la recomendaría a aquellas personas que deseen un modelo discreto, con muchas posibilidades de control manual y llena de pequeños "trucos". Como mini cámara de video, cumple, sin grandes alardes, pero teniendo en cuenta la óptica "en periscopio" y toda la ayuda electrónica que tiene detrás (hasta 60 segundos de exposición, hace que incluso en iso 64, una foto a las 2 de la mañana, parezca que son las 8 de la tarde, siempre con la ayuda de un trípode).



He de ir seleccionando algunas fotografías, para subirlas a mi página de flickr.com, pero cuando tenga algo más de tiempo. Llevaba un par de semanas queriendo publicar una opinión sincera, completa y medianamente objetiva (a todo el mundo le gusta tener la seguridad de que hace al menos, una buena compra), para que el que esté interesado en una cámara similar, no se encuentre con que le han vendido algo que no cumple sus expectativas. Para lo que es la cámara, quitando el tema de la nitidez, es más que buena. Con una óptica "normal", no habría alcanzado semejante zoom, aunque seguro que las fotos serían aún mejores. Cuando pruebe una z850, pondré otra prueba similar a esta.



Al final, me quedé con el modelo en negro. Es mucho más elegante, bonito y discreto que el plateado, pero los dedos, se notan más. Es una lástima que el fabricante no incluya una funda para esta cámara (aproveché una que tenía y que vino como anillo al dedo). La tienen en el corte inglés por 299 euros, en promoción. Si te gusta la cámara, pruébala, pero donde sepas que te puedan devolver el dinero. Si no te convence la calidad de las fotos, podrás cambiarla sin problemas. Por calidad global, para fotos en exterior y videos, ésta me ha gustado mucho.



Cualquier opinión, duda o comentario, será bien recibido. Contestaré lo antes posible y enviaré fotos de muestra (sin retocar, como no), a quien me lo pida. Mi dirección: xavazque@yahoo.es.



Un saludos a todos,



Xesús A. Vázquez

Cargando comentarios
Otras opiniones (44) sobre esta cámara