Ri Ri
4,4 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO12 de junio, 20054.367

SI DUDAS, LEE ESTO

Se trata de una cámara digital ultra-compacta que destaca por su extrema delgadez, ligera y robusta a la vez.



La luminosidad de su óptica puede parecernos escasa, pero a cambio nos ofrece distorsión moderada en la focal angular e inapreciable en el tele, no presentando viñeto y carente de aberraciones cromáticas, todo ello digno de ser destacado dado su reducido tamaño. Su calidad es destacable y le permite ofrecer imágenes de gran detalle con las limitaciones propias de un sensor de 3 millones de píxeles, tipo 1/3,2.



Casio se lo pone muy fácil al usuario, presentado múltiples modos memorizados, bastará con que presionemos el botón central del controlador (tecla multifunción) y nos mostrará un modo prefijado, retrato, paisaje, animales, fuegos artificiales y un largo etc, más de veinte posibilidades con una breve descripción y recomendaciones para no fallar, además podemos memorizar nuestros modos personalizados, de forma muy sencilla, práctica y fácil de recordar.



Pese a su reducido tamaño es un gigante en posibilidades de manipulación, tanto que hasta nos permite elegir la distancia de enfoque de manera manual, además de la nitidez, contraste, saturación y modo de color, valor de exposición...



Si tenemos en cuenta que el tamaño de este CCD es considerablemente menor que el de su hermana Casio Exilim EX-Z55 (CCD tipo 1/2,5) podemos afirmar que la resolución del CCD, para sus pequeñas dimensiones, es más que buena. Unido al proceso de imagen empleado por Casio da como resultado imágenes con buena definición, y alta resolución para un CCD de 3 millones, manejando un nivel correcto de contraste y saturación.



La combinación de la óptica con el sensor da como resultado imágenes de gran calidad siempre que escojamos valores de ISO bajos, que pueden competir con las entregadas por modelos de mucho mayor tamaño. Presenta un nivel de ruido en los valores de ISO 100 y 200 no demasiado elevado, pero si se ve resentida la calidad general de la imagen, posiblemente por el empleo de algún sistema de eliminación de ruido.



Sin duda en el terreno de la rapidez de funcionamiento es una campeona. El tiempo empleado desde la puesta en marcha y estar lista para el primera disparo es de poco más de 1 segundo. El retraso del obturador, entre presionar el disparador y capturar la imagen es inapreciable, y su enfoque (gran angular) lo es igualmente. Todo un record para un modelo de su categoría, y reservado para unas pocas escogidas. Además podemos realizar tomas continuadas con tan solo un intervalo de un segundo, siempre que no hagamos uso del flash. No habrá escena que no podamos capturar dada su inmediatez.



La pantalla LCD de 2 pulgadas es de fácil lectura, aportando enorme información, tal como la velocidad y diafragma empleado, histograma, líneas para facilitar el encuadre y mucho más. Tiene una cubierta protectora y resulta de fácil lectura en la mayoría de condiciones, salvo cuando incide sobre ella el sol directo intenso, que nos dificultará algo la labor, será en este momento cuando echemos en falta un visor óptico.



Muchos más detalles en fotobasica.com, donde pondréis apreciar fotos tomadas con ella.



Saludos

Cargando comentarios
Otras opiniones (9) sobre esta cámara