Manolo Manolo
4,8 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO12 de octubre, 20075.361

Primeras impresiones

Tenía un G-5, probé la G-7 de un compañero de trabajo y aunque estaba bien, no encontré en los resultados obtenidos, diferencias suficientes como para cambiar; pero ahora con la G-9 todo ha cambiado en mis planteamientos. Exactamente pude probarla porque la adquirió mi compañero de la G-7.

La pude tener 5 días para probarla, y dias más tarde la compré sin dudarlo un instante.

Lo primero que me sorprende en la G-9 es la calidad de la imágen en cuanto al colorido, muy naural, nitidez y definición. He leído que esto se debe en buena parte a que estrena el nuevo procesador: el Digic III. Yo no entiendo de estas cosas, pero el cambio respecto a la G-7 y mi antigua G-5 se nota una barbaridad.

He echado muy en falta, que la pantalla no sea giratoria, si bien con sus 3" de tamaño, entrega una imágen muy luminosa y definida; si esto es porque le han dado más pixeles al monitor, mejor que mejor.

El estabilizador lo he probado haciendo la toma de un edificio en el atardecer, con ISO-80, una exposición de 1/15 y medio apoyado en un arbol; el resultado ha sido una fotografía nitida y definida, por lo que deduzco que el estabilizador de imágen es muy efectivo.

Durante el día y con buena luz, mis pruebas con ISO-400 han sido excelentes y con ISO-800 ya se notaba un poco tan solo el ruído. No he probado la presencia de ruído en fotos nocturnas con abundancia de negros y oscuros en la escena y a ISO-400 o superiores.

La ergonomía me parece buena para el tamaño de mi mano derecha, a la que se acopla perfectamente; los mando los encuentro muy bien situados. Se agradece el regulador de dioptrías del que muchos fabricantes de compactas pasan, siendo el visor óptico una buena ayuda para los que por el tipo de fotografías que tomen, puedan utilizarlo, ya que notarán un importante aumento de la duración de la energía de la batería. El uso del visor tiene algo que puede resultar molesto: cuando el tubo del objetivo está totalmente extendido porque se está a focal máxima, este se ve un poco a través del visor, aunque minimamente y sin que esto comprometa la visión de la escena.

Los menús son muy intuitivos y con el selector de ESCENAS, se encuentra prácticamente cualquier situación de las que habitualmente o no, puede encontrarse uno. El enfoque es muy rápido y lo encuentro muy preciso; cuando por la escasez de luz actúa la luz de ayuda al enfoque, puede que este tarde unas décimas de segundo más, pero algo que para mi no es valorable.

Trabajo con una tarjeta Trascender x150 y el intervalo entre un disparo y otro, es excelente con la resulución de 5 Mg que es la que utilizo habitalmente.

La posibilidad de optar por la reticula electrónica en la pantalla, es ideal y de gran ayuda para los que como en mi caso sacamos los horizontes caidos. Hay un botón a la izquierda del visor, con el que a través del MENÚ se puede seleccionar una función de "pronto uso"; en mi caso tengo seleccionado el ajuste del WB.

El balance de Blancos lo he probado haciendo la toma de un edificio iluminado al 50% con sol y sombra y el WB en Automático: compruebo un buen rango dinámico en el resultado.

La compensación de la exposición en saltos de 1/3 resulta muy útil tanto en escenas de mucha o poca luz (entre otras), y me ha gustado muchísimo.

Con la ayuda del trípode, he probado el macro con el reloj de pulsera y una rosa de un ramo; es impresionante la capacidad de enfoque y la nitidez que se logra, aunque por no ser un objetivo específicamente Macro, se aprecia que la profundidad de campo puede ser de unos +- 4 mm con el objeto a fotografiar situado a unos 5cm de la lente del objetívo.

El flash y trabajando a ISO-200, diría que ilumina perfectamente hasta los 4 ó quizás lo 5 metros y con la focal en gran angular; si con el mando de compensación de la luz del flash, se lleva este hacia el extremo de aumento, la intensidad del destallo se incremeta, y a ojo diría, que en un 30%. No obstante, la disposición de una zapata para un flash externo, debe de abrir un mundo de posibilidades en este sentido.



Una vez cargada la batería y haciendo tomas de un 30% con la pantalla en uso, otro 30% anulando esta y trabajando solamente con el visor óptico y el 40% restante trabajando con la pantalla más el flash, ne ha dado energía para exactamente 293 tomas. Haciendo conjeturas, creo que sin flash pero con la pantalla siempre en uso, se puede fácilmente llegar o superar la cantidad de 350 tomas. El RAW no lo he podido probar aún, !lástima!



Para terminar y dejando ya este "seudoanálisis" personal, voy a lo que sería el resumen:



La G-9 hace unas fotografías EXCELENTES y de un colorido muy, muy NATURAL e IMPRESIONANTE. En todo el rango de su focal se aprecia la calidad de unas buenas lentes por la nitidez que se obtiene y la transmisión de la luz y el color que hace. Es muy cómoda de llevar y su puesta en marcha es casi instantanea. El estabilizador es sorprendente la ayuda que aporta.

Y por último: aunque sin ser su coste elevado pero tampoco económico, considero que lo que ofrece la G-9 justifica que la aconseje como cámara a tener en cuenta, antes de comprar o cambiar una compacta.



Luego. dependerá del partido que queramos o podamos sacarle.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (80) sobre esta cámara