zaca zaca
4,6 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO9 de julio, 20035.346

Porqué elegí está cámara

En mi caso la duda estaba entre la G5 y la Sony F717, así que después de leer muchas pruebas y opiniones y descargar muchas fotos de ejemplo, me hice con los dos modelos para probarlos durante 4 días antes de decidir. Y elegí la Canon por las razones siguientes:



Principalmente, la calidad de imagen. No es que haya mucha diferencia entre las dos, pero llegué a hacer alrededor de 200 fotos con cada una, siempre la misma imagen repetida en las dos cámaras con los ajustes por defecto, y aunque dependiendo de la foto hubo resultados para todos los gustos, en general la Canon me pareció que consigue unos colores más vivos y cercanos a la realidad y está un punto por encima en nitidez (muy poco, pero apreciable en algunas fotos). Pero lo que me terminó de decidir en este sentido es que determinadas imágenes de la Sony (las menos), me parecieron ?sucias?. No soy un experto y no lo puedo explicar con más exactitud, pero eran fotos como con un velo gris y unos tonos muy apagados. Un buen ejemplo de lo que digo es la imagen del puente que aparece en la comparativa de http://www.dcresource.com/specials/G5_vs_V1/index.shtml

Las cámaras comparadas son la G5 y la Sony DSC-V1, pero el efecto es exactamente el mismo en la 717. De hecho tengo una DSC-P71 y también en ella he observado ese tipo de imágenes. Donde la 717 es imbatible es en los retratos de exterior, simplemente perfectos, no tanto en los de interior usando el flash, ahí se impuso la G5 y no sigo por aquí porque no acabaríamos nunca.

Por otro lado, he leído sobre los niveles de ruido en la G5 más altos que la competencia y de la aberración cromática (halo púrpura) que produce. En cuanto a lo primero, he encontrado que ambas cámaras andan a la par, no creo que la G5 tenga problemas con ello, pero con la aberración cromática sí los tiene y es lo que más me hace dudar de mi elección. En la mayor parte de las imágenes no pasa absolutamente nada, en algunas el efecto es apreciable, pero sólo si te fijas con atención y queda dentro de lo tolerable. Sólo en ciertas condiciones muy ?adversas? el halo púrpura llega a estropear las fotos. La solución es cerrar el diafragma (a partir de f3,5 el efecto remite) pero esto te puede obligar a usar el trípode y normalmente yendo por ahí de turista uno no lo tiene a mano.



Para no alargarme demasiado, termino comentando por encima los aspectos buenos y malos que me han parecido más destacables de la G5 al margen de la calidad de imagen:



-Es rapidísima ampliando las fotos en modo reproducción y desplazándose por ellas y además las amplia a 10x (el doble que la 717).

-El balance de blancos automático no funciona bien con luz de bombilla, aunque seleccionando a mano el ajuste ?tungsteno?, solucionado. Por lo demás, tiene más ajustes que la 717 incluyendo uno para luz de flash que consigue unos colores más naturales al disparar con flash.

-Tiene un mayor número de características y ajustes posibles y viene mejor acompañada en cuanto a software y manuales, además del mando a distancia por infrarrojos, todo un detalle.

-La pantalla giratoria es muy útil y robusta (como toda la cámara en general) y es una buena idea que se pueda girar hacia el interior del cuerpo de la cámara para protegerla cuando no se use.

-La cámara tiene tendencia a calentarse sobre todo en la parte inferior y la zona de la pantalla.

-El sistema de lentes extensibles me parece lo más crítico de la cámara, delicado y propenso a ensuciarse además de no permitir el acople de filtros (lo mismo que el 90% de las cámaras, pero no que la 717).

-La batería dura muchísimo.

-Me dio la impresión de que tiende a abusar del flash, cuando está en automático.

-En cuanto al visor óptico y que éste en gran angular quede ligeramente tapado por el objetivo, se ha comentado mucho tanto en la G3 como en la G5, pero yo tengo mi idea al respecto. Si está ahí será por algo, no creo que ese tipo de fallos pasen desapercibidos a los diseñadores. Para mí el problema es más de ?imagen?, de estética, de la mala impresión que causa, que de rendimiento. He tirado unas cuantas fotos con la pantalla LCD apagada y el objetivo no estorba para componer la imagen. Además me ha parecido que el error de paralaje es muy limitado incluso en distancias cortas y quizá por eso está colocado en una posición más centrada. Supongo que para Canon no hubiera sido complicado desplazarlo a un lado ya en el diseño original de la G3 para evitar que el objetivo se entrometiera en el campo de visión. No sé si estoy en lo cierto porque no he probado los visores ópticos de otras cámaras, pero éste me sorprendió agradablemente, después de todo lo que se ha escrito. En cualquier caso es algo anecdótico.



En fin, me pasaría escribiendo todo el día, pero con esto creo que os dejo claras mis impresiones. A partir de ahora seguiré probando la G5 más en profundidad a ver hasta dónde llega. Conservo todas las imágenes de prueba que hice con las dos cámaras, así que si alguien está interesado en verlas no tiene más que decírmelo aquí o en el foro y estaré encantado de enviarlas o colgarlas en alguna web.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (63) sobre esta cámara