tomas tomas
5 Puntuación total
Ergonomía y diseño
Imagen
Objetivo
Prestaciones
Pantalla y visor
OPINIÓN DE USUARIO21 de agosto, 20032.761

estoy encantado

Llevo cuatro semanas utilizando la Canon Powershot G3, todavía me quedan por probar algunas funciones secundarias, que en principio no voy a utilizar. Esto es todo lo que puedo decir hasta ahora:



A favor:

Óptica muy luminosa y zoom óptico muy bueno.

La batería no se acaba nunca.

Colores, texturas y definición de calidad extraordinariamente alta y fiel.

Con el formato RAW, salen TIFFs de 22 megas, 180ppp y 48bpp. Imprimí un TIFF a tamaño A4 con una Epson C70, papel Epson ?premium glossy? y el resultado fue sorprendente, destacando en especial la naturalidad y la calidad. No echo de menos mi reflex Nikon F50, que ya vendí.

Visor LCD de gran calidad. El fotómetro a través del visor LCD es muy fiel y real. Además el visor LCD es giratorio y reversible, lo que permite sacar fotografías en posiciones difíciles.

Controles manuales como si fuera una reflex, y en algunos aspectos, mejor que una reflex.

Flash potente y controlable tanto en exposición, como intensidad y tiempo de disparo (primera o segunda cortina).

El enfoque manual es genial, pero cuesta cogerle el tranquillo. El zoom en la zona de enfoque se agradece mucho.

Con ISO 50 y exposiciones largas, aumenta todavía mas la calidad hasta niveles increíbles.

Pagué en total 660 euros en pixmania.com, con una tarjeta de 128MB, y la recibí en 24 horas.

El manual está muy bien. Hay que quitarse el sombrero ante los técnicos de Canon, por la cantidad de buenos consejos y por incluir en la cámara tantas posibilidades de control manual. Para sacarle un buen rendimiento a la cámara hay que leer el manual varias veces y practicar mucho.

El auto foco es muy bueno aún con poca luz, así como la posibilidad de mover la zona de foco sin reencuadrar la imagen (auto foco significa enfoque automático, no enfoque milagroso).

El balance de blancos en manual, es absolutamente maravilloso.

Acceso y navegación por menús rápido e intuitivo, ergonomía y disposición de botones y controles excelente.

La posibilidad de cambiar algunas cosas después de haber hecho la foto, como por el ejemplo el balance de blancos (sólo en RAW) o el formato. Visualizar el histograma una vez hecha la foto es muy interesante.

Modo macro correcto, sin llegar a ser increíble.

Los efectos que incorpora la cámara son correctos. Simulan algunos filtros del mundo reflex (polarizador, tono sepia, etc.), incluso incorpora un efecto personalizable.

Además de los típicos modos de funcionamiento (auto, manual, programa, prioridad, etc), trae dos totalmente configurables.

Tamaño y peso correctos, pero tal vez podría ser un poquito más pesada y grande (más peso, mejor pulso).

En tres horas y media la batería se recarga totalmente y no tiene efecto memoria.

El software está muy bien y permite hacer todo lo necesario.



En contra:

Ligera aberración cromática en zonas de mucha diferencia de contraste, aparece un leve halo azul.

Ojos rojos. Aún seleccionando la opción ?ojos rojos?, la mayoría de fotos con flash a personas aparecen con ojos rojos, no los elimina, sólo los atenúa.

A través del visor óptico, en gran angular, se puede ver la parte superior del objetivo.

La batería se recarga con la cámara, no lleva un cargador independiente (se puede comprar aparte).

Cuando finalmente se acaba la batería, sucede prácticamente de repente.

El zoom digital debe usarse con trípode, con flash (de relleno) o muchísima luz, sino las imágenes pierden definición. El último aumento digital es excesivamente ruidoso.

La compré en pixmania.com y me vino todo en francés.

No lleva funda protectora.

En ISO 200 e ISO 400, ligero ruido. Para que actúe el reductor de ruido, hay que hacer una exposición mínima de 1.3 segundos.

En la base de la cámara, donde se enrosca el trípode, le falta una pequeña holgura circular que sirve para anclar la zapata del trípode (para evitar que se mueva).

No lleva software para Linux.



Conclusión:

Es la única cámara digital que he utilizado, por tanto no la puedo comparar con otras, pero si he visto fotos con cámaras de similar precio y características como por ejemplo la Nikon Coolpix 4500 y no son tan buenas como las de la Canon Powershot G3 (también debo decir que el fotógrafo no destacaba en ningún aspecto). He usado durante 5 años una reflex Nikon F50 (siempre en manual), con un objetivo Nikkor 35-80, un polarizador Hama y carretes de diapositivas Sensia 2 de Fuji.



Para la fotografía de acción, conviene utilizar la cámara totalmente en manual, lo que requiere un cierto grado de destreza y tener un buen control de la luz.

Utilizando el zoom digital (menos el último aumento), con el efecto personalizable ?sharpness? incrementado un punto y flash de relleno, se consigue disimular la falta de definición del zoom digital, obteniendo unas fotos correctas.



Aún teniendo en cuenta los factores en contra que expongo antes, estos son para mí poco importantes y ninguno de ellos impide sacar muy buenas fotografías en prácticamente todas las situaciones posibles, sin limitaciones. Es una cámara estupenda y estoy encantado con ella.



No sé si debo ser un aficionado o un profesional, esto lo dejo en la opinión de los demás, que en un momento dado me puede llegar a importar muy poco. Si hablamos de fotografía lo importante son las fotos que hacemos, todo lo demás es secundario y la Canon Powershot G3 permite sacar fotografías geniales, simplemente hay que saber cómo.



Gracias y un saludo.



  • Comenta esta opinión

    No estás identificado

    Entrar
Otras opiniones (90) sobre esta cámara